Sin dudas, las bolsas plásticas son muy dañinas para el medio ambiente. La mayoría de ellas son producidas por los supermercados y el 93% termina en los basureros de las ciudades, siendo así un peligro para el planeta.

El diseñador nacido en Líbano, , desarrolló un proyecto llamado PLAG, que consiste en reciclar las bolsas plásticas y reutilizar el polietileno de alta densidad que se desprenden de ellas para poder crear vasos.

Este material es trabajado a mano para así crear diferentes envases de formas abstractas que representan una bolsa de plástico arrugada.

TAGS RELACIONADOS