Redacción EC

A veces es complicado sentirnos totalmente cómodos en un sillón tradicional pues su forma nos limita a la hora de sentarnos y no se amolda a nuestro cuerpo. Para cambiar eso, a studio diseñó un mueble alternativo que no solo sea confortable sino también moderno.

Flying Wave es un sillón ondulado inspirado en el movimiento de las olas del mar y que permite al usuario acomodarse en varias posiciones y hasta recostarse. El mueble crea un equilibrio visual al combinar el trabajo en metal con la tapicería roja, convirtiéndolo en una pieza clave dentro de una sala.

El aspecto de Flying Wave es informal y divertido pero sin dejar de lado la elegancia. Permite que hasta dos personas reposen sobre él con espacio suficiente y total comodidad.

TAGS RELACIONADOS