Módulos Temas Día

Más en Ideas y Diseño

¿Pensando en pintar tu casa? Toma en cuenta estos datos

La iluminación y los muebles que tienes son importantes al momento de elegir el mejor color para tu habitación

¿Pensando en pintar tu casa? Toma en cuenta estos datos

¿Pensando en pintar tu casa? Toma en cuenta estos datos

Cambiar el color de tus paredes es la forma más barata y sencilla de darle un nuevo look a tu casa. Hay cientos de colores y tendencias que puedes seguir y obtener una habitación más moderna y más a tu estilo.

Pero antes de ir a la tienda y comprar la pintura, es bueno tener algunos consejos en cuenta para que tires al agua tu dinero comprando algo que no te va a servir después o un color del que te puedas arrepentir.

Un punto importante en el que debes fijarte es en la iluminación del espacio. Si tiene buena luz natural puedes arriesgarte y pintar con cualquier color. Pero si es muy pobre, mejor es optar por tonos más pálidos para que la reflejen y se vea más luminosa.

Los muebles que tienes también son un aspecto fundamental. Procura que la pintura combine con el mobiliario que ya tienes y guíate de esos colores para lograr un balance. Si tus muebles son más claros, un tono oscuro en la pared los hará resaltar.

Es recomendable que, si estás pensando en pintar, adquieras varios muestrarios para que tengas una idea clara de la gama de colores que hay disponibles y con cuáles quieres trabajar. Compara los distintos rangos de colores del muestrario con todo lo que tengas en la habitación: muebles, alfombras, maderas, etc. Eso te ayudará a escoger la tonalidad perfecta.

En estos muestrarios, los colores son un poco más claros que el que terminará en la pared así que compra un tono más claro. También te ayudarán al momento de elegir los tonos complementarios. Si deseas pintar otra pared con un color más brillante para acentuarla, úsalos para comparar tonos y buscar dos que combinen muy bien.

Antes de comprar todos los tarros grandes de pintura es mejor que inviertas en una muestra chica para que veas el resultado real en la pared. Pinta lugares estratégicos como en las esquinas más oscuras y cerca de las ventanas. Si no te gusta cómo queda, el gasto fue menor.

Finalmente, piensa en el acabado que quieres. Los acabados mate esconden las imperfecciones pero son más difíciles de mantenerlos limpios. Por otro lado, los acabados brillantes reflejan la luz, son de mantenimiento sencillo pero se verán fatales si es que tus paredes no están en las mejores condiciones.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada