Módulos Temas Día

Repisas para plantas: ideas para decorar los espacios de tu hogar

Existen múltiples formas de colgar estas especies, desde simples repisas hasta cuerdas y percheros de metal. Te damos todas las alternativas.

Disponer de una planta colgante es una forma sencilla y agradable de añadir un toque natural a los ambientes. La paisajista Alexandra Patow indica que es posible sostenerlas de una pared, viga de madera o acero, columna o el techo. “Se pueden usar desde soguillas hasta poleas de acero con distintos tipos de macetas. La decisión dependerá del peso de la planta y del look que se desee proyectar”, indica Patow.

Si la planta y la maceta son pesadas, lo ideal es optar por soguillas y macramés, sujetas de una armella de metal. Además de sintonizar con una estética rústica, étnica, tropical, boho chic y escandinava, pueden soportar hasta 30 kilos. De ser livianas, emplea nylon para sujetarlas.

De colgarlas del techo, opta por especies pequeñas, como peperomias, bromelias o crasulas para no obstaculizar la visión y el tránsito. “Lo importante es que el borde del recipiente esté a 70 cm del techo para poder desprender con facilidad el elemento de soporte”, dice la paisajista Titi Laurie. Una composición de plantas dispuestas a diferentes alturas ayudan a definir visualmente dos estancias que comparten un mismo espacio.

También puedes crear tus propias repisas, utilizando una tabla de madera de 18 mm de espesor, 20 cm de ancho y del largo que desees. Para colocar la maceta, haz una perforación del diámetro de la cintura de esta pieza, para que pueda ingresar por el orificio y no caerse. Sujeta la repisa con una escuadra de metal.

Considera, además, los percheros de metal, estos pueden estar empotrados en la pared, y de los ganchos puedes colgar un macetero con cuerdas de yute. Para darle color a estos ganchos, emplea pintura poliuretano en spray.

Ubica las plantas cerca de una fuente de luz natural, como una ventana, mampara, balcón, terraza o tragaluz. Para interiores, inclínate por especies que no dependan del sol y su mantenimiento sea sencillo. Por ejemplo, unas balsaminas son capaces de darle vida a un rincón vacío o enfatizar un área dedicada a la lectura, debido al llamativo contraste de sus hojas verdes y flores rosadas. En la cocina, puedes disponer de plantas aromáticas, como orégano, perejil, menta, estragón, ya que toleran la sombra. Además, los helechos son capaces de llenar los espacios y decorarlos. Otras especies son cissus, boa y algonemas.

Fuentes: Alexandra Patow, paisajista. arquitectura_viva1@yahoo.com / Titi Laurie, paisajista. titi.laurie@gmail.com

Tags Relacionados:

Plantas

DECORAR

repisas

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada