Módulos Temas Día

Revestimientos: 7 tipos ideales para instaurarlos en tu hogar

Descubre las diferencias entre los revestimientos y cuál es el más recomendable para tu ambiente. Es el momento de elegir. 

Para cada entorno de tu casa existe un acabado o revestimiento preciso. Por ello, en esta nota te explicamos siete modelos que destacan por tener características adecuadas: 

1.- Laminado. Es un recubrimiento fácil de instalar: no requiere clavos ni pegamentos, pues tiene un sistema de empalme que une las piezas como si fueran parte de un rompecabezas, las que se fijan al suelo con los zócalos. Vienen en distintas calidades; la más sencilla está compuesta por una pieza de HDF (fibras de madera ultracompactas) que lleva encima una lámina impresa con la imagen de las vetas de la madera o de otro material, y cuenta con una resina protectora que le da un ligero brillo mate.

2.- Porcelanato. Es uno de los materiales más resistentes. El porcelanato es un producto elaborado con insumos cerámicos, y debido a su proceso de fabricación -prensado y expuesto a altas temperaturas- obtiene una consistencia compacta. Por ello, puede ser instalado en lugares de alto tránsito, como un centro comercial; o de tránsito medio, como la sala.

3.- Mármol y granito. Estos dos tipos de piedra pueden enchaparse en pisos y paredes. El granito es más resistente porque es más compacto y menos poroso. Se puede usar el negro absoluto, marrón otoño y Aracruz. Se le aplica sellador cada dos años. En cuanto al mármol, los oscuros (Marquina, Saint Laurent) y los marrones, como el emperador, requieren menos cuidados por tener una consistencia más densa. 

4.- Cerámico. Este revestimiento se elabora con arcilla, sigue un proceso de horneado y lleva en la superficie un diseño sobre el que se luce un acabado esmaltado, que le da impermeabilidad y dureza. Hay modelos mates, satinados y brillantes. 

5.- Madera. Es uno de los materiales más cálidos y versátiles, pues se usa para pisos, paredes y mobiliario. Si deseas instalarla en la pared, opta por especies como cedro, pino radiata o pino americano, que son livianas y medias. Para colocarlas en un muro, puedes fijar de manera vertical a la pared listones (de 5 x 2 cm) cada 40 cm y clavar en ellos las tablas (de entre 10 y 20 cm de ancho). Emplea clavos sin cabeza. Para el piso, se requiere una madera más resistente y de mayor densidad, como caoba, tornillo, roble o nogal. 

6.- Concreto. Es uno de los materiales más nobles, debido a la sencillez de la mezcla con que es creado (cemento, agua y arena). Por su fortaleza, se luce en pisos y paredes. Una forma de exponerlo es como placas de concreto y otra como cemento pulido. En el último caso, para evitar que se quiebre, se deben hacer gruñas (divisiones) a cada metro de distancia.

7.- Dekton. Es un acabado compuesto por elementos como silicoaluminatos, sílice amorfa, sílice cristalina, zircón y pigmentos inorgánicos que son ultracompactados. El Dekton es resistente a los cambios bruscos de temperatura, la humedad, la abrasión y el desgaste, además, es un buen aislante térmico. Viene en más de 14 modelos, entre ellos los de tonos lisos y los que imitan con gran detalle a los elementos naturales, como el mármol. Puede emplearse en pisos y paredes, incluso en interiores de duchas. Está indicado para todo tipo de tránsito. Se vende por planchas de 3,20 x 1,40 m.

Tags Relacionados:

casa&mas

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada