Módulos Temas Día

Tres casas alrededor del mundo en armonía con el medio ambiente

Conoce tres espacios creados con materiales reciclados, que optimizan el uso de la energía solar y de la madera reciclada.

Vínculo natural (Luciano Kruk - Argentina) 

En Costa Esmeralda, a cuatro horas de la ciudad de Buenos Aires, los árboles se levantan frondosos; la naturaleza se muestra viva y accesible. En busca de preservar ese encanto verde, el arquitecto argentino Luciano Kruk construyó la casa Ecuestre con materiales que se integran sutilmente al paisaje. Asimismo, evitó impactar negativamente en el entorno al conservar la mayoría de los pinos y acacias preexistentes y enlazarlos con la forestación de los espacios vecinos.

La búsqueda por reducir la huella de carbono fue más allá. Kruk alternó la construcción de 150 m2 con paredes de cemento y de madera reciclada. Todos sus muros interiores se levantaron de concreto expuesto, mientras que en el exterior se optó por un cerramiento de vidrio y una estructura metálica revestida con paneles de pino. Este último material se trató con aceite quemado, que le da un efecto más oscuro y contrasta con la carpintería de aluminio anodizado color bronce oscuro. También se colocaron decks de madera sin tratar, así se evitó el uso de barnices industriales. Este es un hogar logrado con recursos sencillos y de escaso mantenimiento.

Para lograr un mejor aprovechamiento de los recursos naturales en pro del ahorro energético, la casa se realizó con mamparas enfrentadas, que permiten una ventilación cruzada, lo que proporciona espacios frescos y reduce el uso del aire acondicionado. Además, al trabajar algunos lados de la casa como caja de vidrio, es posible contar con una mejor y mayor iluminación.

En perfecta sintonía (Arthur Casas - Brasil) 

Para el arquitecto brasileño Arthur Casas, la clave del buen vivir se encuentra en dos palabras: practicidad y sostenibilidad. Esto queda evidenciado en la construcción de la casa SysHaus, un oasis de 200 m2 ubicado en Sao Paulo, formado por pilares y vigas conectados a un cubo metálico, el cual permite configurar el diseño a gusto del cliente. El piso, las paredes y los revestimientos también se integran a este sistema, de modo que la residencia se puede ensamblar y desmontar sin generar desperdicios o consumir recursos ambientales.

Aquí todos los escenarios, además de compartir calidez, gracias al generoso uso de la madera, respiran un enfoque ecosistémico, pues combinan métodos eficacez y componentes 100% reciclables. Para ello, cuentan con mecanismos que captan y transforman el agua de lluvia para el uso diario; y la energía solar es aprovechada al máximo gracias a la inclusión de paneles fotovoltaicos. Además, este lugar goza de un biodigestor, que transforma los residuos orgánicos en gas para la cocina y la chimenea.

A fin de evitar el empleo de aire acondicionado, se usaron mamparas en diferentes frentes para que el aire ingrese desde diversos puntos de la casa. Las soluciones inteligentes también encuentran su sello protagonista, ya que las cerraduras pueden ser controladas desde el móvil de los habitantes, al igual que las cámaras de seguridad. Por supuesto, la cuota de estilo no pasa desapercibida en esta vivienda, ya que adquiere un acento atemporal y contemporáneo a través de líneas sencillas y colores neutros claros. Todo bajo la mirada de un techo revestido con plantas que permite lograr un acento botánico y el confort acústico deseado.

Diseño inteligente (UN Studio - Holanda) 

La silueta de un trébol distingue la arquitectura de esta casa ubicada en medio de un bosque holandés. La W.I.N.D House, edificada por UN Studio, plantea el área social (sala, comedor y cocina) en la parte delantera, haciendo que estas zonas se conecten directamente con un horizonte envidiable. Mientras que el espacio de estudio y las habitaciones también gozan de una vista exterior cubierta de una vegetación que regala privacidad a estos escenarios.

Esta vivienda tiene un diseño inteligente, pues tanto la red de electricidad como los paneles solares están dirigidos por un sistema de domótica, el cual también permite controlarlos a distancia. La calefacción se obtiene gracias a la energía solar que se recolecta por medio de los paneles ubicados en el techo; asimismo, se logra a través de una bomba de calor –un aparato ecoamigable que se alimenta de la energía del ambiente (tierra, aire)– para mantener los interiores frescos en verano y cálidos en invierno.

Además, todos los espacios cuentan con mamparas y ventanas de vidrio polarizadas, que mantienen un clima óptimo y permiten mayor intimidad durante la mañana. Los techos y paredes tienen un acabado en estuco de arcilla, un recubrimiento natural que también ayuda a que exista una atmósfera fresca dentro del hogar. En el caso de la fachada y el techo, ambos están vestidos con listones de madera certificada, que vistos desde diferentes ángulos provocan un particular juego de sombras.

Tags Relacionados:

Medio ambiente

casa

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada