La cábala que usa Christian Cueva en cada partido con la 'Bicolor'. (Foto: Captura DirecTv Sports)
La cábala que usa Christian Cueva en cada partido con la 'Bicolor'. (Foto: Captura DirecTv Sports)
Redacción DT

Por Eliezer Benedetti

No todo vale en fútbol, pero cuando se trata de triunfar todo suma. Sea una cábala, un rito o supersticiones. Unos lo creen, otros no. Pero esto, sin duda alguna, le da mayor confianza e ímpetu a los jugadores cuando salen al campo. Por ello, Christian Cueva tiene un amuleto que, desde el 2016, le ha agregado un poco de suerte a su talento y que esta vez le ayudó para clasificar a la final de la .

Se trata de una carta que usa entre la canillera y la media derecha en cada encuentro importante. Se dice que el “as” es la carta de mayor valor en los juegos, pero para ‘Cuevita’ el 8 de diamantes es el naipe que le hace vencer.

Es así como ‘Aladino’ frota la lámpara para regalar magia sobre el campo. Claro está que la cábala no se impone a su talento, pero sí le añade una pizca de suerte para afrontar los retos. Por ello, a base de trabajo, disciplina, talento y un poco de buena ventura, la mejor versión de Cueva y de muchos seleccionados nacionales se hizo presente en la semifinal del miércoles contra Chile.

Esta curiosa cábala de Cueva nació gracias a la idea de Ernesto Carpio-Tirados, más conocido como el ‘Mago Plomo’, quien llegó como el genio de la lámpara hacia ‘Aladino’ para regalarle un poco de magia, a través de la valiosa carta. Ernesto le entregó el 10 de cocos -ya que Cuevita llevaba la dorsal '10'- antes de iniciar el partido contra Ecuador en el 2016 y , aquella noche ‘Cuevita’ anotó de penal.

En 2016, el 'Mago Plomo' le entregó la carta que hoy usa como cábala Christian Cueva. (Foto: Instagram)
En 2016, el 'Mago Plomo' le entregó la carta que hoy usa como cábala Christian Cueva. (Foto: Instagram)

Y no solo eso, sino que además esta acción la repitió en el siguiente encuentro. Cueva marcó desde los 12 pasos contra Argentina en el empate 2-2 en Lima. Desde entonces, la carrera del volante nacional fue cuesta arriba, es titular indiscutible para Ricardo Gareca y hoy está en la final de la Copa América.

Es así que Perú logra esa hazaña luego de 44 años. Una alegría que pocos pudieron vivir y que por fin hoy lo disfrutan. Sea con cábalas o no, pase lo que pase el domingo en la final a las 3 p.m., esta generación nacional ya hizo historia y su talento es indiscutible, la suerte solo es un plus.