Redacción EC

AARÓN ORMEÑO

Los equipos de autos formados por Luis Pinillos, su copiloto Ive Bromberg, y Fernando Ferrand Malatesta, acompañado de su padre como copiloto, se comprometieron a llegar juntos a la meta del . Dicen estar bien preparados y llegan tranquilos al día de descanso para reponerse y continuar con el reto.

Hemos tenido unos días un poquito duros pero estamos con los carros enteros.
Lo ideal es que lleguemos juntos de todas maneras. Para eso nos preparamos”, comentó Luis Pinillos a elcomercio.pe.

Fernando Ferrand Malatesta contó que resulta increíble todas las situaciones que se pueden ver en el trayecto. Desde pilotos que piden desesperadamente agua, hasta vehículos en mal estado tratando de continuar.  “Esto es duro para todos. En el tercer día ya estábamos más cansados que el 2012 y el 2013 juntos”, mencionó.

Su padre contó que por la madrugada se acercó a un piloto que había corrido en once ediciones del Dakar. “Me dijo que esta vez todo estaba mejor porque los anteriores han estado demasiado suaves”.

Ive Bromberg indicó que no tienen mayores problemas técnicos con los autos y que todo anda bien. Mencionó que es en las dunas donde se sienten más cómodos y donde puede adelantar más posiciones.