Redacción EC

AARÓN ORMEÑO

El cuatrimotista peruano mencionó que este es bastante difícil por la variedad geográfica, además de la calidad de sus competidores, sin embargo resaltó que el cansancio también es un factor determinante.

A su regreso del tramo entre San Juan y Chilecito del miércoles, comentó a elcomercio.pe su régimen de descanso. “El primer día dormí 4 horas, el segundo tres y ahora son la 1 de la mañana y parto a las 5, no dormiré mucho”, contó.

Indicó que cuando se inscribió en esta competencia, nunca imaginó la exigencia física ni lo dificultoso que podría ser cada tramo. “Quiero acabar este y dependiendo de cómo me va, me inscribiría el próximo año”, dijo.

“Sé que el cansancio puede ser grande, pero lo mismo le pasa a todos los participantes. Todo está en la mente. Hay que acostumbrar al cuerpo. No por algo se trata de una competencia mundial. Yo espero llegar a Valparaíso”, agregó.

En estos momentos Atilio Encomendero viene corriendo en el tramo entre Chilecito y Tucumán, considerada la etapa más larga, con zonas bastante arenosas y con una temperatura que puede alcanzar índices bastante elevados.

    No te pierdas

    No te pierdas