Redacción EC

AARÓN ORMEÑO ()

Aunque mencionó que siempre fue dificultoso, el motociclista afirmó que correr en fue como conducir por las dunas de . Tras su llegada del tramo entre Calama e Iquique conversó con El Comercio y afirmó que en las dunas los peruanos tienen más posibilidades de continuar con el objetivo de llegar a la meta.

“Ha sido un terreno parecido al de Paracas. También había unos caminitos con algo parecido a unos huaycos.  Para esto uno tiene que estar bien concentrado a la navegación,  sino se puede perder tiempo”, mencionó el piloto argentino.

Mencionó que los primeros 200 km fueron de mucha piedra, siendo lo más complicado. “De ahí llegaron las dunas, que es donde más me defiendo. Creo que todos los peruanos también la pasan mejor porque conocen de qué se trata. Es algo natural para nosotros”, explicó.

Agregó que hasta el momento la etapa más difícil ha sido la quinta, entre Chilecito y Tucumán. El calor le resultó casi insoportable.  Por el momento continúa en carrera con su única estrategia: conducir cuidándose tanto él como su vehículo y siempre andando con el objetivo claro de llegar a Valparaíso.