Redacción DT

La noche de este sábado, la ciudad de Múnich se iluminó gracias al Allianz Arena para darle la bienvenida a un histórico del club como es Bastian Schweinsteiger, quien volvió a Alemania para que Bayern Munich, club que lo vio nacer, le rinda un partido de homenaje.

Todo el estadio del Bayern Múnich se encendió con sus clásicos paneles rojos pero con una peculiaridad, con paneles blancos formó el número 31, el cual usó 'Basti Fantasy' durante los 17 años que estuvo en el cuadro bávaro.

Con este mural, Bayern Múnich le daba la bienvenida a Bastian Schweinsteiger y a todo Chicago Fire de la MLS, club al que se enfrentará este martes en lo que será el partido de despedida del volante de 34 años, quien también fue campeón del mundo en Brasil 2014.

La llegada de Bastian Schweinsteiger ha revolucionado todo en Múnich donde es considerado un ícono del club por todos los títulos que ganó incluyendo la Champions League 2012-13. Los hinchas bávaros están emocionados por ver en acción nuevamente al volante en el Allianz Arena y que mejor que en el último partido de su carrera.

Este domingo, Chicago Fire entrenará en el que por muchos años fue la casa de Bastian Schweinsteiger: la Säbener Strasse. Será un entrenamiento con ingreso de público que espera retomar el contacto con 'Basti'.