Módulos Temas Día

Más en Brasil 2014

"Alemania acercó al fútbol a la perfección", por Pedro Canelo

O de cómo ser testigos de la mejor exhibición futbolística de los últimos años en un Mundial. Goleó 7-1 a Brasil

Alemania acercó al fútbol a la perfección, por Pedro Canelo

Alemania acercó al fútbol a la perfección, por Pedro Canelo

PEDRO CANELO @jovennostalgico
Enviado especial de El Comercio - Desde Belo Horizonte

El enorme estadio Mineirao parece una gigantesca sala de cuidados intensivos. Los sesenta mil que estamos en las tribunas aún seguimos en estado shock. Abrumado por todo lo visto, podemos resumir cinco razones para este humillante 7-1 de Alemania contra Brasil en esta Copa del Mundo.

1. La tranquilidad le ganó a la ansiedad
Desde el ingreso al campo de los equipos en el estadio Mineirao era fácil deducir lo que podía pasar en esta semifinal. David Luiz respiraba hondo cada cinco segundos, mientras Khedira y Müller bromeaban como si fueran a jugarse un partido en su barrio. Alemania no estaba confiado pero sí tenía la tranquilidad de quien está convencido de lo trabajado en los entrenamientos. Mientras tanto, los brasileños han estado nerviosos en todo el Mundial. Y las ausencias de Neymar y Thiago Silva agravaron la crisis.

2.  La defensa es el mejor ataque
Alemania primero se preocupó de controlar al intenso Brasil. Lo marcó, lo midió y después, convencido de sus posibilidades, salió a devorarse a su presa. Salvo en dos o tres jugadas del segundo tiempo, los germanos siempre ganaron en su zona defensiva.

3. Las bandas tocaron un concierto
Por los lados, los alemanes iniciaron su proceso de daño. Quien más sufrió con esto fue Marcelo. El lateral izquierdo fue sobrepasado sobre todo en el primer tiempo. Maicon tampoco fue solución por derecha. Esto es crítico porque esas posiciones siempre fueron bien cubiertas por Brasil.


4. El mediocampo perfecto
Cada vez que Alemania recuperaba el balón, terminaba en posición de peligroso ataque. Sus contragolpes fueron letales. Mérito de Khedira, Schweinsteiger y Ozil. Tránsito rápido del balón y claridad para abrir el campo. Todo, absolutamente todo, les salió bien.

5. El ausente '9'
Los últimos grandes momentos de Brasil en los Mundiales siempre contaron con un gran '9'. Romario en el 94 y Ronaldo en el 2002. Cuando las tribunas más insultaban a Fred, el director de cámaras del estadio enfocaba a Ronaldo (quien estaba en el estadio como comentarista). Como queriendo decir "te extrañamos Fenómeno".

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada