Redacción EC

Hakan Sukur no juega más al fútbol. Se retiró en el 2009 con la camiseta de su querido Galatasaray. Lleva cinco años alejado del fútbol pero mantiene el récord de haber sido el futbolista que anotó el gol más rápido de la historia de los mundiales.

En Corea Japón 2002, el ex delantero del Inter de Milán y del Parma, marcó el 1-0 a favor de Turquía apenas a los 11 segundos, un 29 de junio de ese año, frente al equipo local Corea. Sukur robó una pelota cerca del área rival y definió de zurda.

En aquel partido la victoria fue de los turcos por 3-2, resultado que le permitió quedar en el tercer lugar de la competición. En semifinales, habían sido eliminados tras caer 1-0 ante Brasil, con un gol del 'Fenómeno' Ronaldo.

En total, Sukur disputó siete partidos en el Mundial de 2002 y solo anotó este tanto. Era una de las figuras del equipo debido a que en las Eliminatorias, había marcado 16 tantos, según estadísticas de la FIFA.

OTROS GOLES RÁPIDOS

El anterior récord lo tenía el checoslovaco Vaclav Masek, quien en Chile 62 le marcó a México un gol a los 15 segundos.

Los otros goles rápidos de los Mundiales fueron convertidos por el inglés Bryan Robson contra Francia, a los 27 segundos (España 82); por el francés Bernard Lacombe contra Italia, a los 37 segundos (Argentina 78); y el paraguayo Celso Ayala ante Nigeria, a los 52 segundos (Francia 98).