Así recibió James la noticia de ser Bota de Oro del Mundial

y se quedaron en , pero eso no impidió que el cafetero pueda marcar seis goles en cinco partidos y se termine consagrando como el máximo artillero de Brasil 2014. Con 23 años, el colombiano respondió a la confianza de su técnico Néstor Pekerman y brilló con luz propia.

En el video que acompaña esta nota se puede ver cómo el joven crack y generador de fútbol del conjunto cafetero vivió los últimos minutos del . James aparece de espaldas, muy tenso, y con la mirada clavada en el televisor. 

Las voces de sus amigos y familia le suman nerviosismo al momento al pedir que el árbitro termine el partido para ver coronarse al ídolo de 23 años. Tras los 120 minutos de juego, y con Thomas Müller como cercano perseguidor con 5 tantos, el pitazo final lo alzó como líder absoluto de la tabla de goleadores con seis anotaciones. Todos estallaron de júbilo, James recibió innumerables abrazos y fue bañado con licor al estilo de campeón de fórmula 1. 

James, Bota de Oro del Mundial Brasil 2014, vio el partido entre alemanes y argentinos en su casa acompañado de su esposa, la hermana del portero David Ospina, y de otros familiares.