Tabárez confía que Uruguay sea "el aguafiestas" en Brasil 2014
Tabárez confía que Uruguay sea "el aguafiestas" en Brasil 2014
Redacción EC

aspira a volver a ser "el aguafiestas" de los favoritos al título en el Mundial de , aseveró el técnico .

El maestro recordó que "El Aguafiestas" es el título de una biografía sobre el escritor , que cuando era invitado a conferencias o reuniones, "decía las cosas que pensaba y les estropeaba la fiesta".

"Nosotros también somos los aguafiestas", dijo Tabárez a un grupo de periodistas en Florianópolis al recordar que la celeste sorprendió a todos en 2010 al terminar cuarta en un Mundial al que había accedido a través del repechaje, y que volvió a hacerlo en 2011, cuando .

"En Sudáfrica, les ganamos por 3-0 a los anfitriones, que fueron los primeros de la historia en quedar eliminados en la primera ronda, en parte en razón de la derrota ante nosotros. Les estropeamos la fiesta en el estadio Soccer City. Luego, le ganamos a Ghana, fuimos avanzando y llegamos a semifinales".

(Foto: AP)

"Además, nos fuimos a Argentina y conquistamos nuestra decimoquinta Copa América. Estábamos igualados con Argentina con 14 títulos y conquistamos el decimoquinto", destacó visiblemente orgulloso el veterano técnico uruguayo.

(Foto: AP)

“EL MARACANÁ NO SE TOCA”

Tabárez admitió que alimenta esperanzas de repetir la hazaña en el próximo Mundial, al que , después de una campaña de altibajos en las eliminatorias sudamericanas.

"Hubo un momento en 2012 entramos en una baja de rendimiento increíble, empezamos a perder puntos, nos goleaban, y en un momento parecía que nos íbamos a quedar fuera del Mundial", recordó el entrenador, quien se manifestó confiado en que podrá repetir en  la victoriosa trayectoria de hace cuatro años.

En 1950, el fútbol uruguayo vivió en Brasil el momento más glorioso de su historia, al derrotar a los anfitriones por 2-1 en la final del Mundial jugada en el Maracaná, el mítico estadio que también ha sido designado para el partido decisivo de la cita de 2014.

(Foto: AP)

Pese a su optimismo, fue tajante cuando se le preguntó si aspiraba a "aguarle la fiesta" al anfitrión Brasil a través de un nuevo "maracanazo" en la final del 13 de julio próximo: "No, esto fue en otro mundo. El Maracaná no se toca".

No te pierdas