El único jugador que anotó tres goles en la final de un Mundial
El único jugador que anotó tres goles en la final de un Mundial
Redacción EC

La selección inglesa se consagró campeona del Mundial de 1966 tras vencer 4-2 al conjunto alemán en la final, y el principal artífice de la conquista fue el delantero británico Geoff Hurst. El ex atacante del histórico West Ham United anotó tres goles en el último partido, marca que hasta ahora no se rompe.

Hurst fue uno de esos futbolistas que nunca tuvo asegurada su participación en el Mundial; sin embargo, terminó siendo uno de los más resaltantes jugadores de la selección inglesa, junto a Bobby Charlton. Además, integró el 11 ideal de la Copa del Mundo, junto a Eusébio en la delantera. “Fue un día especial; no siempre juegas la final de un Mundial en tu país y anotas tres goles”, confesó Hurts en una entrevista con ESPN.

El atacante también es recordado por anotar el “gol fantasma” ante los alemanes, que significó el 3-2 a favor de los ingleses y fue el segundo tanto del inglés. El último gol de los locales llegó casi al final del encuentro también gracias de Hurts, quien reconoció en una entrevista que quiso patear a cualquier lado menos al arco, ya que su intención era hacer tiempo.

El seleccionado inglés fue de menos a más en el Mundial 66 y muchas personas pensaban que iba a hacer el ridículo en el certamen. Pero, finalmente los británicos se consagraron campeones de la mano del entrenador Sir Alfred Ramsey.

El partido en el estadio Wembley fue la primera final de un Mundial que se jugó en tiempo extra. Además, en Inglaterra 66 surgió la primera mascota oficial de una Copa del Mundo y también la primera canción oficial.