Redacción EC

El estadio Vicente Calderón se despidió este miércoles del derbi madrileño y de las competiciones europeas presenciando una victoria amarga (2-1) del Atlético de Madrid contra el Real Madrid en la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones, en el enfrentamiento número 66 contra el eterno rival.

Real Madrid vs. Atlético de Madrid: los memes que dejó el derbi

Un gol de Saúl Ñíguez tras un saque de esquina en el minuto 12 y un penalti convertido por el francés Antoine Griezmann en el 16 tras una falta sobre Fernando Torres no fueron suficientes para dar la vuelta al 3-0 de la ida en el Santiago Bernabéu, reforzado por el 2-1 que hizo Isco Alarcón antes del descanso y que fue prácticamente una sentencia.

Apeado en semifinales de la Liga de Campeones, el Atlético no podrá disputar la final de Cardiff (Gales), pero al menos cerrará la historia de los derbis madrileños en la ribera del Manzanares con una victoria, que suena a poco botín después de haber llegado a soñar con la remontada durante casi toda la primera parte.

En todo el partido, el conjunto dirigido por Diego Pablo Simeone contó con un Vicente Calderón entregado, primero con el mosaico 'Orgullosos de no ser como vosotros', la respuesta al 'Decidme qué se siente' de la ida en el Bernabéu; y luego no parando de cantar incluso cuando el 2-1 enfrió las opciones de remontada europea.

Fue el Vicente Calderón que ha vivido durante 50 años grandes noches, que se trasladarán a partir de la temporada que viene al Wanda Metropolitano, que espera ver tantos éxitos o más que su predecesor, el viejo Calderón que hoy se despidió de Europa.

LEE TAMBIÉN...