Redacción EC

Todo estaba listo para que el festeje el título de la Champions League. Restaban dos minutos para el final del partido, ganaba 1-0, pero el Real Madrid marcó a los 93' por intermedio de Sergio Ramos.

El defensa del cuadro de Carlo Ancelotti devolvió a la vida a los madridistas. Forzó los tiempos suplementarios y, a la postre, sirvió para que gane el título y la tan ansiada 'décima'. 

Fue tanta la alegría del Real Madrid que, inclusive, el capitán Iker Casillas no tuvo otra opción que darle un beso a Ramos cuando el árbitro pitó el final de los 90 minutos.

No te pierdas