Ajax visita este martes (2 p.m.) al Tottenham en la semifinal de ida de la Champions League. El cuadro holandés puede repetir el triplete conseguido en 1972. (Video: El Comercio - Foto: AFP)
Redacción DT

Por: Kenyi Peña Andrade

Ajax transita por una fina y delgada línea, esa que lo separa de convertirse en un equipo que pasará a la historia por ganar el triplete en una misma temporada o simplemente será recordado como una bonita y pasajera anécdota. Es que el cuadro holandés tiene las posibilidades intactas de levantar tres copas: la , la Copa de Holanda y la Eredivisie. En todos los torneos sigue vivo aunque sin margen ya para el error.


Como esto es fútbol y no hay nada escrito, podría quedarse con las manos vacías pese a que méritos de sobra tiene en una temporada con estadísticas para ser recordada siempre. Tiene 111 goles marcados en la Eredivisie, superando de lejos a otros equipos goleadores en sus respectivos torneos locales como el Manchester City (90), Barcelona (86), Liverpool (84), Bayern Múnich (80) y Juventus (68). A ello se le suman 19 tantos en la Copa de Holanda y 32 en la Champions para alcanzar las 162 conquistas en una temporada fructífera en gritos. Pero luego de tanto fútbol vistoso y de robarse las aplausos y la admiración del público de todo el mundo del fútbol, puede terminar solo con el recuerdo de su juego bonito y sus números redondos, como tantas veces ha sucedido en la historia. La selecciones de Holanda en 1974 y Brasil en 1982 todavía son frescos recuerdos de extraordinarias versiones que se quedaron sin premio.

Así como el mejor momento del Atlético de Madrid de Diego Simeone (2013-14) y del Borussia Dortmund de Jürgen Klopp (2012-13), que perdieron sus respectivas finales en la Liga de Campeones ante el Real Madrid y el Bayern Múnich, respectivamente. Así como ellos, los holandeses pueden quedar en el olvido y recibir el rótulo de ser un equipo de modo que no se coronó con la Orejona en las manos, un trofeo que no cualquiera es digno de ganar. Salvo algunas excepciones, como el Porto campeón de José Mourinho en el 2004, siempre fue a parar a las vitrinas de los cucos de Europa.

Este martes (2 p.m.) ante Tottenham en Londres, en el encuentro de ida de las semifinales del torneo europeo, el conjunto de Ámsterdam afronta su prueba mayor en una instancia donde se ven a los verdaderos gallos. Así como lo estuvieron en su momento para ganar las cuatro Champions que poseen en su historia (1971, 1972, 1973, 1995). Si los 70 dependían de la habilidad y magia de Johan Cruyff, hoy prenderán velas para que los más terrenales Frenkie De Jong, Dusan Tadic y David Neres se levanten inspirados.

Ajax, junto al Barcelona, son los únicos que pueden ganar el triplete en esta temporada (Foto: AFP)
Ajax, junto al Barcelona, son los únicos que pueden ganar el triplete en esta temporada (Foto: AFP)

En los siguientes párrafos les contamos el camino que tendrán que recorrer los dirigidos por Erik ten Hag para emular la hazaña de 1972. En aquel año completó su único triplete al ganar la Eredivisie holandesa, la Copa KNVB y la Copa de Europa.

-Eredivisie-
Para ganar su título 25 en este torneo, Ajax deberá deshacerse del PSV, su más cercano perseguidor. Aunque ambos comparten el liderato al tener la misma cantidad de puntos (80), los de Ámsterdam cuentan con una mejor diferencia de gol (+81 contra +71 de los de Eindhoven). A la liga le quedan solo dos fechas y el primer rival a vencer será el Utrecht el domingo 12 de mayo.

-Copa de Holanda-
Luego de enfrentar al Tottenham, Ajax tendrá que hacer borrón y cuenta nueva para concentrarse en la gran final de este domingo ante Willem II. Si el técnico Ten Hag mandará un equipo suplente o mixto, todavía es una incógnita. En caso pongan toda la carne al asador, el preparador físico tendrá trabajo extra para que el plantel no llegue sin piernas.

El conjunto holandés ha deslumbrado a Europa con su fútbol vistoso. (Foto: AFP)
El conjunto holandés ha deslumbrado a Europa con su fútbol vistoso. (Foto: AFP)

-Champions League-
Lo del Ajax en este torneo ha sido para sacarse el sombrero. No solo debió clasificar a la fase de grupos tras tres rondas eliminatorias, sino que ya en el cuadro principal dejó en el camino a monstruos como el Real Madrid y la Juventus. Y esto último es necesario leerlo lentamente, ya que no se da todos los años. Las jóvenes figuras holandesas fueron capaces de plantarle cara al mismísimo Cristiano Ronaldo, y eliminar nada menos que al Real Madrid en el intimidante Santiago Bernabéu.

Pero toda esta alegría puede ser fugaz y todos los esfuerzos  acabar al tacho en cuestión de 180 minutos. Ya volvieron a una semifinal después de largos 22 años, es una oportunidad inmejorable para jugar una final luego de 24 abriles.