Redacción EC

Dante reflejó lo que era el Bayern Múnich en ese momento: un equipo ansioso, incapaz de de hacerle daño a un Real Madrid que acertaba todo. 

El defensor brasileño le entró muy mal a Cristiano Ronaldo, quien ya lo había dejado atrás con un regate.

CR7 quedó muy dolido y tuvo que salir del campo para ser atendido. Para tranquilidad del Madrid, no pasó nada con el portugués.

El árbitro amonestó a Dante por esa entrada.