Redacción EC

estuvo a punto deponer en ventaja a Chelsea ante el Atlético de Madrid con una jugada digna de brasileño: controló de forma excepcional en el área rival y lanzó una chalaca.

El balón, para suerte del equipo español, pasó desviado de la portería que defiende Courtois. La opción, igual, fue muy clara. El remate se fue afuera, pero pasó rascando el palo al minuto 22.

El partido de ida culminó 0-0 en el Vicente Calderón. El ganador de esta llave se enfrentará a Real Madrid en la final a jugarse el 24 de mayo en Lisboa.

No te pierdas

No te pierdas