David Villa y una final que puede darle su pasaje al Mundial
David Villa y una final que puede darle su pasaje al Mundial

Lisboa (DPA). vivirá mañana su segunda , una cita trascendental para el delantero del . El delantero no sólo por la posibilidad de añadir otro título mayor a sus logros, sino porque se juega sus posibilidades de jugar el Mundial Brasil 2014 con la selección española.

Será una noche especial para el conjunto rojiblanco, que será campeón de Europa por primera vez en su historia si vence al Real Madrid. Pero también para el delantero, a quien el fútbol le ofreció una oportunidad con la que pocos contaban. Y no le viene nada mal, pues todavía no garantizó su presencia en el Mundial.

No fue una temporada sencilla para un jugador que alternó la titularidad con la suplencia. La cifra de 15 goles en 46 partidos con el Atlético de Madrid no es muy llamativa, especialmente para un futbolista que hoy se mantiene como máximo goleador de la selección española con 56 tantos en 95 partidos.

Mucho más que él, Diego Costa fue el futbolista rojiblanco que acaparó toda la atención mediática. Hasta el punto de que el hispano-brasileño tiene casi garantizada su presencia en el Mundial y Villa todavía tiene que ganársela.

El seleccionador español, Vicente del Bosque, ofreció el 13 de mayo una primera lista de 30 futbolistas para el Mundial, en la que estuvo Villa. Pero el entrenador deberá hacer siete descartes y nadie sabe si uno de ellos será su máximo goleador histórico.

Villa jugará mañana su último partido de la temporada. La incógnita es ver si tendrá continuidad con su asistencia al Mundial. Quizá buena parte de esas opciones pasen por Lisboa.

"Equipado para la batalla final", escribió esta semana en las redes sociales con una fotografía de las botas que estrenará ante el Real Madrid. Su deseo es que ese nuevo calzado también le acompañe a Brasil.

A sus 32 años, el internacional español podría conquistar su segunda Champions. La anterior la logró en 2011, cuando ganó 3-1 al Manchester United vistiendo la camiseta del Barcelona. Es el único jugador del Atlético de Madrid que ha jugado una final de la competición, aunque fuera con otro equipo. Y marcó un gol, el tercero, en aquel encuentro.

Villa salió del Barcelona al terminar la pasada temporada después de una etapa final marcada por la grave lesión que sufrió el 15 de diciembre de 2011 al romperse la tibia durante el Mundial de clubes. El español se marchó del equipo azulgrana casi por la puerta de atrás y prácticamente "regalado" por el Barcelona, que quería liberarse de su alto contrato. Su elección fue el Atlético de Madrid.

Lo que nadie sospechaba es que Villa iba a seguir logrando grandes conquistas con el conjunto rojiblanco, que empezó la temporada como "tapado", a la sombra de colosos como Real Madrid y Barcelona. Villa conquistó con el Atlético la Liga española contra todo pronóstico y mañana tiene la oportunidad de ganar la Champions.