Redacción EC

El gran ausente para el Real Madrid en la final de Champions League será Xabi Alonso. O el ancla del equipo de Carlo Ancelotti, como le llama la prensa españolaCon el Real Madrid ganando por tres goles, la entrada que realizó el centrocampista blanco a los 38', contra el Bayern Múnich, fue absurda. Le costó el castigo más duro: su baja en la gran final de Lisboa.

Entre Xabi Alonso y Carlo Ancelotti hay una relación más que cercana en el Real Madrid. El volante es el nexo de las decisiones que toma el técnico antes y durante un partido. Pero hace nueve años, otra era la historia. Fueron rivales en la final de la Champions 2004-2005. Xabi jugaba en el Liverpool y Ancelotti dirigía al AC Milan.

El primer tiempo pintó el panorama a favor de los rosoneros que se fueron al descanso con un 3-0 en el marcador con tantos de Paolo Maldini y Hernán Crespo (2). La respuesta de los 'Reds', en la complementaria, no tardó en llegar y en seis minutos empataron el partido. Gerrard puso el primero, Smicer acortó distancias y el propio Xabi Alonso anotó el 3-3.

El partido tuvo que irse al alargue y luego a penales. Fue una final épica para los ingleses, que desde los doce pasos lograron levantar la 'Orejona'. Desde ese día, los hinchas 'Reds' llaman "El Milagro de Estambul" a esa final.

Esta final deja dos hechos anécdoticos: fue la primera y única final perdida por Ancelotti en Champions. En el caso de Xabi, ese día conquistó la única Champions League de su carrera.