Minuto 60. traba a Diego Costa en el área del Chelsea y el árbitro del partido no duda en pitar penal. Stamford Bridge se queda mudo. El delantero español convierte el tanto con un remate potente, esquinado, imposible para el arquero Schwarzer y el se pone en ventaja 2-1 en el partido de vuelta de semifinales de la Champions League.

Costa marcó su octavo gol en la competición, aunque aún está lejos de los 16 que ha marcado Cristiano Ronaldo, quien será su rival en la final de Lisboa el 24 de mayo, tras vencer 3-1 a los ingleses.