Redacción EC

No ha sido su mejor partido con el Real Madrid, pero generó dos de las ocasiones claras del cuadro merengue ante el  por la final de la Champions League.

Hablamos de Gareth Bale, el extremo galés. Primero tuvo una chance en el minuto 31 de partido pero su remate no tuvo la dirección exacta.

Luego, a los 77', estuvo cerca de darle el empate transitorio al Madrid luego de una gran corrida por derecha, pero cuando entró al área remató al césped.

El balón pasó cerca del palo izquierdo de Courtois, pero no llevaba potencia. El arquero belga no ha pasado demasiados apuros por la buena tarea defensiva del equipo del 'Cholo' Simeone. 

No te pierdas

No te pierdas