Redacción EC

Las piernas ya no les daban más a los jugadores del Atlético Madrid. El plantel de Diego Simeone hacía la heroica, pero una temporada con prácticamente 14 jugadores hacía que ya no la restaran las piernas a un equipo en el segundo tiempo suplementario.

Por eso, cuando Juanfran ya no jalaba más al igual que los zagueros, Marcelo, un hombre que entró en el segundo tiempo y mucho mejor que Contreao, entró al medio de  la defensa y con un disparo de zurda venció la valla de Courtois.

Fue el 3-1 del Real Madrid y después Cristiano Ronaldo, a través de la vía del penal, puso el cuarto para los merengues que terminaron goleando un partido que les fue bastante difícil en los primeros dos tiempos del partido.  

No te pierdas