Rendidos ante el que consideran el "mejor equipo el mundo", miles de fanáticos del celebraban este domingo con una gran fiesta en la capital española el dueodécimo título de la Champions League del equipo de Cristiano Ronaldo y el resto de astros.

Pletóricos por el triunfo del conjunto blanco 4-1 frente a la Juventus en Cardiff, los fanáticos se congregaron en la Plaza de Cibeles y la Puerta del Sol, en el centro del Madrid, y en el estadio Santiago Bernabéu, donde los jugadores del equipo del técnico Zinedine Zidane presentarían la copa en una gran celebración la noche del domingo.

En una caravana de autobuses escoltada por numerosas motocicletas de la policía, los jugadores llegaron la tarde del domingo a la sede del gobierno regional de Madrid, donde fueron homenajeados de las autoridades.

Mientras descendían del autobús vestidos de traje y visiblemente contentos, los jugadores fueron recibidos con gritos de "campeones, campeones". El capitán, Sergio Ramos, copa en mano, fue uno de los más aplaudidos por los madridistas, junto a Cristiano Ronaldo.

"Prometimos volver y volvimos con la Champions", dijo Ramos en la ceremonia. "Hemos conseguido hacer historia, hacer un doblete, que lo saboreamos de una manera especial".

El conjunto merengue se reunió también con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Luego de ello salieron a presentar la copa ante los aficionados en la Cibeles, donde, como ocurrió hace dos semanas cuando festejaron la consecución de la Liga, los jugadores blancos pusieron una bufanda del equipo en torno a la diosa.

Posteriormente, el Real Madrid irá al estadio Bernabéu donde desde la mañana del domingo han ido ingresando fanáticos que esperan celebrar hasta altas horas de la noche junto a Zidane, Ronaldo y el resto de los astros, que por segundo año consecutivo alcanzaron la gloria europea.

AFP

TAGS RELACIONADOS