Copa América 2015: Perú y un juego decisivo
Copa América 2015: Perú y un juego decisivo

Es un día de gran expectativa para todos los peruanos en la Copa América: juega la selección y el reflejo de esta fiesta la vemos en las primeras páginas de los medios, en las redes sociales, en el volumen de las transacciones de las apuestas, en la calle, en las oficinas, en las universidades y en los colegios. Así, mi hija Cayetana de 14 años, me hace preguntas inusuales de fútbol, me imagino que para tener tema de conversación con los amigos: todos quieren participar de la fiesta.

Lo anterior me hace recordar que esta efervescencia peruana únicamente vinculada a la selección termina siendo la otra cara de la moneda con respecto a la desidia del peruano promedio, en su relación con los clubes profesionales. Estos no cuentan con institucionalidad, no se fortalecen a partir de la pertenencia e identificación de los socios, así como de su correspondiente y fundamental asistencia masiva a los estadios. 

A las 6:30 p.m. nos enfrentamos a Bolivia y en Betsson siguen insistiendo en un favoritismo de Perú, que paga a ganador una cuota de 2,15. Por un gol de Paolo Guerrero existe una cuota de 2,85, por uno de Claudio 3,10, y por uno de Jefferson 4,25. La mesa está servida si se repiten los buenos momentos de juego que tuvimos ante Brasil y Colombia, y le sumamos la mística que exhibimos ante Venezuela (donde ganamos más por solidaridad en el esfuerzo que a partir de la propuesta futbolística).

Bolivia (que tiene una buena estadística en los enfrentamientos ante Perú) tiene poco que perder y mucho que ganar, y, aun cuando en Betsson un triunfo boliviano paga casi cuatro veces el monto apostado, considero que es un rival en teoría inferior, pero que en la práctica ha llegado a estas instancias por mérito propio. Si no, pregúntenle a Ecuador.

TAMBIÉN PUEDES LEER...

TAGS RELACIONADOS