La suspensión del fútbol causa un impacto económico negativo para muchos clubes. (Foto: Reuters)
La suspensión del fútbol causa un impacto económico negativo para muchos clubes. (Foto: Reuters)
Eliezer Benedetti

El fútbol ha evolucionado sin cesar con el pasar de los años. Se ha convertido en un negocio mucho más que redondo. Millones de dólares o euros giran alrededor de una pelota. No obstante, el deporte rey se ha visto amenazado por el coronavirus y se han alterado todos sus planes. Aunque se haya resistido con diferentes medidas, la pandemia ha podido más y el balón ha tenido que dejar de rodar en muchos países. Entonces, el impacto económico no ha sido nada positivo para un deporte que gira en torno al dinero.

Por ello, la desesperación se ha apoderado de muchos clubes. No quieren quedarse en la quiebra por este parón necesario. Saben que la salud es primero que todo, pero el dinero también es imprescindible para mantenerse en la élite del fútbol. Así, algunos ya toman sus medidas, aunque a pocos les agrade. Ya se presencian desde reducción de sueldo hasta despidos.

El ejemplo más representativo de la gran angustia que hoy convive en muchos clubes es el de FC Sion. Dicho club perteneciente a la Super Liga Suiza despidió a nueve de sus jugadores, ya que no aceptaron una reducción en sus respectivos salarios. El presidente del club, Christian Constantin, había enviado una carta con dicha disposición, en las que algunos rechazaron y otros intentaron hacer investigaciones legales.

Sin embargo, el plazo de respuesta(12 horas) fue corto para los futbolistas. Entonces, el Sion accionó y dejó libre a algunos de sus principales jugadores. En un posible retorno de la Super Liga Suiza, donde marchan octavos de 10 equipos, a solo cuatro puntos del descenso, dicho equipo tendrá que lidiar con las nueve ausencias.

Así, la Asociación Suiza de Jugadores de Fútbol(SAFP) se pronunció al respecto y este jueves emitió un comunicado advirtiendo que podrían llevar el caso a los tribunales. “Esperamos que estos despidos abusivos sean revocados inmediatamente y se puedan discutir posibles alternativas”, expresó.

-Otros casos en el mundo-

Una medida más drástica ha tomado el Olympique de Lyon. El prestigioso equipo francés ha decidido suspender el sueldo a todo su personal deportivo con el fin de reducir mayores gastos por el parón de fútbol. “Hemos puesto a todo el personal deportivo a un paro parcial y a una suspensión temporal de sueldo y salario", comunicó el club.

Esta situación ya la vienen analizando muchos clubes. Y es que el parón obligatorio no beneficia a nadie de ninguna manera. Pero la crisis sanitaria mundial lo exige. Para ello, también hay equipos donde las iniciativas parten de los propios jugadores. Tenemos el caso de UD Las Palmas y Borussia Mönchengladbach .

Las Palmas, ante la posibilidad de hacer un Expediente de Regulación Temporal de Empleo(ERTE) para sus trabajadores, los futbolistas del club español quisieron dar su granito de arena con la reducción de sus salarios. Sin embargo, el equipo de la segunda división dio marcha atrás en el proceso y continuará con normalidad para no dejar a su gente en “una situación crítica”.

Así también los futbolistas del Borussia Mönchengladbach de la Bundesliga están dispuestos a un recorte salarial voluntario para que el club alemán no sienta un impacto grande por las pérdidas que tiene y tendrá. Además, los jugadores lo hicieron con el fin de que los demás empleados del club tengan asegurados sus pagos.

Ese gesto conmovió al director del club, Max Eberl. “El equipo se ofreció a rechazar parte de su sueldo si eso ayuda al club y a los demás empleados. Estoy muy orgulloso de los chicos. Esto demuestra una vez más, que en el Borussia Monchengladbach estamos unidos, pase lo que pase. Quieren devolverle algo al Borussia y con ello a los seguidores que los apoyan”, dijo.

Es así que el caso del Mönchengladbach ya ha sonado a nivel de toda la liga alemana y equipos como el Werder Bremen, Hoffenheim, entre otros, están evaluando seguir la misma medida. No descartan una posible reducción en el salario de los jugadores para contrarrestar las pérdidas por el parón.

Esta realidad no es ajena al fútbol de Escocia. El Hearts de Midlothian emitió un comunicado en el que expresó que no podrá afrontar los próximos gastos y pidió una reducción del 50% de los salarios de sus jugadores y empleados. Ello con el objetivo de “evitar un plan de despido de personal y proteger tantos empleos como sea posible”.

A nivel de toda una liga también se está considerando la reducción en los sueldos. La situación en Italia, por ejemplo, es muy crítica por el coronavirus y la Serie A lo tiene muy en cuenta. Por ello, ya se están evaluando todas las medidas posibles para adoptar, aunque la Asociación Italiana de Futbolistas (AIC) considera muy pronto el análisis de ello.

“No puede ser un tabú hablar de reducir los sueldos. Debemos entender que la emergencia nos afecta a todos y también nuestro mundo debe ser capaz de cambiar. Hacen falta gestos responsables”, señaló el presidente de la Federación Italiana de Fútbol, Gabriele Gravina.

Sea como fuere, esta situación era de esperar tras la suspensión de las actividades futbolísticas. Lo más urgente a pensar ahora es que la pandemia no continúe su expansión y pueda ser contrarrestada para que todo regrese a la normalidad. Mientras, algunos clubes ya aplican algunas medidas para no verse muy afectados; otros aún las evalúan.

VIDEOS RELACIONADOS

El curioso pasatiempo entre futbolistas de Osasuna durante la suspensión del fútbol. (Video: Twitter


MÁS EN DT