César Pardo y Óscar Dávila fueron dos de los peruanos que estuvieron en el Dakar en Arabia Saudí. (Foto: Christian Cruz Valdivia / El Comercio)
César Pardo y Óscar Dávila fueron dos de los peruanos que estuvieron en el Dakar en Arabia Saudí. (Foto: Christian Cruz Valdivia / El Comercio)
Christian Cruz Valdivia

“Me dijeron que era un virus, pero no me dijeron cuál”, nos cuenta ahora el piloto peruano César Pardo. En estos días de coronavirus, ha empezado a tejerse la idea de que el COVID-19 estuvo presente en el Dakar 2020 que se realizó en Arabia Saudí en enero pasado con miles de personas en los campamentos, incluso con competidores que provenían de China. Esto es lo que vivieron dos peruanos que tuvieron malestares durante la prueba, aunque nunca supieron qué fue lo que los afectó realmente.

El piloto español Jesús Calleja fue quien puso el tema sobre el tapete. El también presentador de televisión, aseguró en una entrevista a “El Confidencial” de su país que pudo haber tenido coronavirus. “Cuando empecé a sentirme mal, un médico me dijo que parecían los síntomas de los gripe A. Más de la mitad del campamento pillamos la misma m...”, contó el piloto. Y asegura que el día de descanso se sintió tan mal que su hijo tuvo que ayudarlo a vestirse y bajar de su habitación. “En Overdrive, todos con la misma tos y fiebre, escalofríos... Aquello era chungo de cojones. Duró diez u once días”, aseguró.

Otro que se sumó a esa teoría es Carlos Sainz, el ganador de la prueba en coches. “Parece ser que en el Dakar hubo algo que parecía una enfermedad que no sabían muy bien que era”, aseguró a “El Larguero”. “Tengo un amigo que tuvo que ingresar de neumonía y se tuvo que quedar una semana más ingresado [hospitalizado]”, contó el piloto. “No cabe la menor duda de que era el coronavirus. En el Dakar nos libramos de milagro”, sentenció.

¿Pero era el coronavirus lo que reinó en el campamento del Dakar? No existe ni un pronunciamiento oficial ni noticias al respecto, pero sí vale decir que muchas de las personas que estuvieron en cada campamento padecieron fiebre y tos. Quizás las bajas temperaturas, que en las madrugadas eran de bajo cero fueron la razón, quizás un extraño virus.

El Dakar se corrió del 5 al 17 de enero en gran parte de Arabia Saudí, pasando por el litoral del Mar Rojo, cruzando gran parte de su desierto hasta terminar en la capital Riyad. Sin embargo, la Agencia de Prensa de dicho país informó de su primer caso de coronavirus el 3 de marzo, cuando un ciudadano saudí dio positivo en Riyad luego de haber estado en Irán y Bahréin.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES

CASOS PERUANOS

César sí cree

Con las noticias, sin duda las alarmas se encendieron entre los peruanos que estuvieron en el Dakar 2020 y que tuvieron algunos problemas de salud. El primero que se enfermó en Arabia Saudí fue César Pardo. El motociclista tuvo que abandonar la carrera tras la segunda etapa luego de tener fiebre y reportarse así a la parte médica, que no lo dejó continuar. “No me han dejado partir porque tengo bronquitis”, nos dijo Pardo en aquel momento. Ahora, ya con el conocimiento de los síntomas del coronavirus, cree que pudo ser víctima del COVID-19. Segurísimo fue eso, porque eran los mismos síntomas. Me dijeron que solo era un virus pero nada de cuál era”, explica ahora.

César Pardo pasando por el podio de largada. (Video: Christian Cruz Valdivia)

Él llegó a tener 40 de fiebre tras el primer día de competencia y le tuvieron que poner suero para bajarle la temperatura. Para el tercer día, su fiebre era de 39 y no pudo seguir en carrera. Le recetaron antibióticos y durante diez días tuvo que tomar amoxicilina de 1gr. “Estuve destruido como dos semanas”, cuenta. Ahora él se encuentra bien de salud, aunque recuerda más que nunca esos días de sufrimiento en Arabia Saudí.

Óscar lo descarta

Otro de los que la pasó mal respecto de la salud fue Óscar Dávila. El jefe de equipo de ProRaid también tuvo fiebre y tos durante varios días de la prueba, aunque cree su mal fue otro. “Yo no creo que haya sido coronavirus. Yo llegué ya con un problema desde el avión”, asegura.

Óscar en el Dakar, hablando de ProRaid. (Video: Christian Cruz Valdivia)

Él padeció de tos porque tomó pastillas para la presión que la generan. “En el medical me dieron pastillas francesas para chupar [tipo gingisona]”, rememora. “Nosotros no tuvimos contacto directamente con los chinos y solo me enfermé yo y nadie del equipo”, añade.

Ibuprofeno, nada más

Quien escribe estas líneas también padeció las bajas temperaturas que reinaban en Arabia Saudí, sobre todo los primeros días de la carrera. Durante el día la temperatura no pasaba los 10 grados, así que el frío hizo mella en la salud de muchos. Al tercer día de carrera decidí ir al medical.

Tenía fiebre y cierto ardor en la garganta. Sin embargo, el doctor encargado en ese momento solo me recetó ibuprofeno, un antiinflamatorio. Lo tomé durante tres días, cada doce horas, y si bien nunca durante el viaje dejé de sentir las molestias en la garganta, la fiebre me pasó tras tomar las pastillas.

El frío sin duda fue uno de los grandes problemas del Dakar 2020. Los motociclistas salían del campamento de madrugada cuando las temperaturas eran de -4 o -5 grados, y muchos de ellos terminaron con alguna enfermedad. ¿Fue el coronavirus lo que atacó a gran parte del campamento dakariano? Al menos en el caso de Jesús Calleja se sabrá en unos días. El piloto español decidió someterse a una prueba de sangre para comprobar si realmente fue afectado por el COVID-19.

MÁS EN DT...


VIDEOS RECOMENDADOS