Redacción DT

El fútbol estadounidense está consternada por la trágica muerte del joven de 21 años Eric Birighitti. El jugador de St. Thomas Aquinas en Nueva York estaba vacacionando con un grupo de amigos el dos de enero, cuando cayó al océano luego de resbalar en un área rocosa. Sus compañeros trataron de ayudarlo pero la fuerte corriente complicó la hazaña y el mar terminó por absorber al muchacho.

Según información del diario ‘The West Australian’ y los reportes de la policía local, la tragedia ocurrió el dos de enero y el cuerpo del joven futbolista -que estudiaba Administración de Empresas- fue encontrado este martes siete por una familia en la playa Twilight Beach, en la ciudad de Esperance, ubicada en la costa sur de Australia Occidental.

El momento del hallazgo se volvió espeluznante cuando la familia descubrió el cuerpo del joven futbolista, nacido en Melbourne (Australia) pero radicado en Nueva York (Estados Unidos), Eric Birighitti siendo devorado por tres tiburones, probablemente blancos. Posteriormente la playa fue evacuada tras el avistamiento de un escualo a unos 50 metros de la orilla.

La noticia de la muerte del joven Eric Birighitti ha conmocionado el fútbol universitario estadounidense a la par que las autoridades australianas analizan las medidas que tomarán, pues este se convierte en el tercer incidente en el que se ven involucrado tiburones en lo que va del año.

Birighitti, que fue transferido de la Universidad Hastings en Nebraska a St. Thomas Aquinas en Nueva York, recibió todo tipo de mensajes de despedidas en Twitter.

La familia bronco se entristece al enterarse del repentino fallecimiento de Eric Birighitti. Eric jugó para Hastings durante la temporada 2016 y 2017 y ganó un título nacional con el equipo. Realmente lo extrañaremos y nuestros pensamientos están con su familia durante este momento difícil”, publicó el twitter oficial de su ex club.

La familia que encontró el cuerpo en un inicio pensó que se trataba de Gary Johnson, buzo de 57 años que fue atacado por tiburones cuando estaba con su esposa, pero los rescatistas y la policía confirmaron que la identidad real del cadáver era de Eric Birighitti.

El trágico hallazgo del cuerpo de Eric Birighitti, más la aún desaparición de Gary Johnson, han obligado a las autoridades de Esperance a cerrar la playa de manera temporal. Una respuesta de los funcionarios locales ha sido etiquetar tiburones para tenerlos rastreados y así prevenir futuros ataques. Hasta la fecha han logrado 105 exitosos etiquetados de una población de alrededor de 1600 que se encuentran en esos mares y cercanía.

Te puede interesar...

Boca presentó su nueva camiseta

TAGS RELACIONADOS

No te pierdas