Kenyi Peña Andrade

Aunque tenga un toque humorístico dicha situación, ni si siquiera la exmujer de Marcelo Gallardo se pierde el espectáculo que regala este River Plate, catalogado por muchos como el mejor de toda la historia del club millonario. Según Infobae, Geraldine La Rosa llevó al último hijo que tiene con el ‘Napoleón’, de tan solo dos meses y medio, a disfrutar del último clásico ante Boca Juniors en las semifinales de Copa Libertadores, junto a 70 mil almas que transformaron el Monumental en una verdadera caldera de pasión y júbilo. El equipo del ‘Muñeco’ destiló -como ya es una costumbre desde hace buen tiempo atrás- buen fútbol e intensidad y le ganó 2-0 con autoridad a un conjunto xeneize pusilánime, que entró casi derrotado al campo de juego. Con ello alcanzó los 14 partidos invicto en la Libertadores.


Nadie quiere desaprovechar la oportunidad de ver a este equipo en vivo y en directo. No se equivocan en Argentina cuando se dice que pagar una entrada para ver a la ‘Banda’ es como asistir a un concierto de Andrés Calamaro: hay espectáculo, historia y no se sabe cuándo será el último, ya que medios argentinos aseguran que los equipos más importantes de Europa ya le pusieron un ojo al exentrenador de Nacional de Uruguay.

Y por supuesto que razones sobran para cada esplendoroso rótulo que se le cuelga a Marcelo, el técnico del momento en el mundo fútbol. Solo basta revisar todo lo que ha conseguido en tan poco tiempo aunque, por la cantidad de títulos obtenidos, pareciera que el exvolante del PSG hubiese estado toda una vida en el banco riverplatense, a lo Alex Ferguson en el Manchester United, por ejemplo. Pero Marcelo llegó en mayo del 2014 y, hasta la actualidad, ya acumuló tres copas a nivel local (2 Copa Argentina y una Supercopa) y seis internacionales (1 Copa Sudamericana, 2 Recopa Sudamericana, 2 Copa Libertadores y la Copa Suruga Bank). Con sus 9 trofeos obtenidos es el técnico más ganador de la historia de River, junto al emblemático Ramón Díaz.

La Libertadores para el River de Gallardo dejó de ser una obsesión como dice el famoso cántico de ‘Los Borrachos del Tablón’, se convirtió en el patio de su casa: hace en ella lo que se la antoje, así se le plante enfrente el rival de toda la vida, igual lo aplana. Sin embargo, aunque las estadísticas indiquen que este River llegó a los 14 partidos invictos (6 triunfos y 8 empates) y reciba halagos por doquier, el récord de imbatibilidad en el torneo más importante de nuestro continente lo tiene nada menos que un club peruano: Sporting Cristal.

El cuadro celeste acumuló 17 partidos sin perder en la Copa desde 1962 hasta 1969 gracias a los 8 triunfos y 9 empates que logró hilar. Y este invicto se rompió un 11 de marzo en Valparaíso, Chile. Por la quinta jornada del Grupo 2, los rimenses cayeron de visita 2-0 ante Santiago Wanderers. Hasta llegar a este partido que puso fin a esta histórica racha, en esa edición, los cerveceros habían logrado dos empates e igual número de triunfos. El resto de equipos que conformaron la zona fueron Universidad Católica y el Juan Aurich de Chiclayo.

En aquella versión del Sporting Cristal destacaban futbolistas de la talla de Eloy Campos, Ramón Mifflin, Alberto Gallardo y eran dirigidos técnicamente por el brasileño Didí. Al final, los celestes se quedaron con las manos vacías al irse eliminados en primera ronda ubicándose en la tercera posición con tan solo un punto logrado.

Vale aclarar que alcanzar a Cristal es llegar a la cúspide en este rubro. El conjunto argentino todavía tiene por delante a tres equipos históricos y en la siguiente infografía lo repasamos. Eso sí, cabe mencionar que, en caso River clasifique a la final, la cual ahora se jugará a único partido, y se mantenga sin perder, solo podrá ponerse a un encuentro de Cristal. El récord recién lo podría alcanzar para la siguiente edición de la competencia continental.

Cuesta creerlo por lo común que se ha vuelto observar campañas paupérrimas de los clubes peruanos a nivel internacional, pero antes de este River avasallador hubo un Cristal al que ganarle era casi una misión imposible en la Libertadores. Sumado a que es el club nacional con más participaciones en el torneo (33), y que llegó a la recordada final de 1997 ante el Cruzeiro de Paulo Autuori, los hinchas celestes siguen teniendo motivos para inflar el pecho. De hecho todo el Perú puede jactarse de ese gran registro.

No te pierdas