Marcelo Martins Moreno es la carta de gol de Bolivia en las Eliminatorias Qatar 2022. (Foto: AFP)
Marcelo Martins Moreno es la carta de gol de Bolivia en las Eliminatorias Qatar 2022. (Foto: AFP)
Jean Pierre Maraví

es el referente de la . Su trayectoria, goles y jerarquía lo avalan como líder del equipo dirigido por César Farías. El delantero de 33 años, con gran recorrido en el balompié brasileño, es admirado en el país altiplánico, en donde los niños le pegan la balón soñando con seguir sus pasos algún día.

El actual delantero de Cruzeiro se hizo un espacio para conversar con , en una charla en la que contó los objetivos que tiene con la selección boliviana, el reto de regresar al histórico club de Brasil a primera y cómo afronta la pandemia del Covid-19, que ha golpeado duramente al país en el que juega.

LEE TAMBIÉN | Marcelo Martins, figura de la selección boliviana: “Perú siempre ha sido un equipo difícil para nosotros”

—Aún está pendiente el sueño de disputar un Mundial

Hay buena calidad de jugadores en Bolivia, simplemente muchos no tienen la oportunidad de poder salir al exterior para mostrar de una manera más dinámica lo que ellos representan. La verdad que es mi sueño ir a un Mundial, lo peleo siempre que voy a los partidos, siempre que voy a las Eliminatorias y estoy intentándolo desde el 2008 que estoy en la selección. Tengo la seguridad que yo no me voy de la selección sin ir a un Mundial. Para mí estar en la selección es lo máximo y confío en esta camada que viene. Obviamente que el fútbol ha cambiado mucho, pero veo que tiene mucha calidad y que podemos seguir soñando.

—Aprovecharon la suspensión de la fecha de Eliminatorias para jugar amistosos. Más allá de los resultados, ¿qué conclusiones sacaste?

A mí me encanta que arreglen amistosos porque el jugador boliviano necesita de minutos. El jugador joven necesita jugar partidos internacionales porque eso le va a dar un panorama mejor de lo que es una Eliminatoria, de lo que es jugar de visitante, lo que es jugar con selecciones fuertes que se van a medir en Copa América y Eliminatorias. Los chicos tienen que tener minutos antes de vestir la camiseta de la selección. Y cuando te digo que me encanta que la Federación de Bolivia arreglé partidos amistosos, es porque sé que en algún momento le vamos sacar provecho a estos partidos. Veo que tenemos una selección muy ordenada, ha mejorado mucho, tenemos jugadores que se están cuidando demasiado porque se están preparando para lo que se viene. Tenemos una ilusión muy grande y sabemos que estos partidos nos vienen ayudando mucho para lo que se viene en la Eliminatoria.

—¿Qué te dejaron los cuatro partidos de Eliminatorias?

La verdad que los últimos tres partidos de Eliminatorias los hemos jugado muy bien. No hemos tenido la suerte, concentración y algunos detalles de los partidos que nos hayan beneficiado para ganar. Si te das cuenta contra Argentina, Ecuador y Paraguay, nosotros estuvimos ganando el partido, pero se nos escapó de las manos. Eso muestra una Bolivia que tanto de local como visitante está intentado proponer, jugar y cambiar la historia que tiene. Esa es la ilusión que nosotros tenemos de jugar igual a igual. Ya no veo una Bolivia que juega ante Chile y se mete atrás. No veo una selección que juega contra Argentina y se mete atrás. Bolivia es una selección que cada año que pasa se vuelve más competitiva y esa es la idea de seguir creciendo, a pesar que los resultados no nos estén acompañando.

—¿Cómo es tu relación con el técnico César Farías?

Con César tengo una relación muy buena, nos respetamos mucho. Yo ya lo he enfrentado en Eliminatorias cuando el dirigía a Venezuela. Lo conozco muy bien y cómo trabaja. La verdad que me parece un trabajo muy bueno lo que viene haciendo con las inferiores y con la selección mayor. Se preocupa de cómo va con las inferiores y en Bolivia, nosotros tenemos que trabajar mucho ese tema porque no le dan la debida atención; sin embargo, veo que César junto a su comando técnico siempre están metidos para que eso funcione. Creo que esa experiencia que él tiene nos puede ayudar de aquí para adelante. Tengo la idea que con todo lo que sabe hacer va a proponer una situación buena para la selección boliviana. Desde que él llego a la selección hice goles, me ha dado mucha confianza y la verdad que me gusta trabajar con César.

Marcelo Martins Moreno es el líder de Bolivia. (Foto: AFP)
Marcelo Martins Moreno es el líder de Bolivia. (Foto: AFP)

—¿Cómo analizas el grupo que les tocó en la Copa América?

En este momento, estoy totalmente enfocado en lo que son los partidos de Eliminatorias. Esos partidos son claves para Bolivia si quiere seguir soñando con el Mundial. Ese es mi sueño, por eso, estoy concentrado en esos partidos y ya más adelante veremos la Copa América. Obviamente jugar una Copa América siempre es muy lindo y espero que pueda jugar una edición más.

—Eres un ídolo en Bolivia y los niños sueñan ser como tú. ¿Cuánta responsabilidad conlleva eso?

Para mí es un orgullo que tantos chicos quieran ser jugadores de fútbol como Marcelo Martins. Siempre he intentado ser un buen ejemplo para mi patria y con chicos de otros países. Lo he intentado ser de la mejor manera posible dando consejos, hablando a los chicos que tienen la oportunidad de estar cerca, diciéndole cómo se tienen que alimentar, dormir, cuidarse... Muchas veces algunos que recién inician no lo saben, pero ahí tienen a un referente que les puede ayudar. Obviamente, todo eso viene gracias a la selección, gracias a lo que uno hace siendo el goleador histórico de Bolivia, eso te da mucho peso para poder ser un gran ejemplo dentro de mi país.

—¿Fue difícil aceptar el reto de ir a Cruzeiro y dejar el fútbol chino?

Claro que fue difícil porque tuve que resignar a un contrato millonario. Tenía dos años de contrato todavía con el Cangzhou Mighty Lions FC. Dejé toda mi vida en China para venir a Brasil. Dejé mi contrato, dejé a mis amigos... Estaba yendo para mi sexto año, pero como todos saben Cruzeiro es el equipo de mi corazón, soy hincha y ya había tenido momentos increíbles en ese club. La verdad que volví a la institución porque le tengo un cariño muy grande y un amor muy grande a la camiseta. Ahora, estoy intentando hacer de todo para poder ayudar al club que está pasando por uno de sus peores momentos de toda su historia y creo que mi función en este momento es muy importante para poder ayudarlo.

LEE TAMBIÉN | Selección peruana retomará las Eliminatorias con partidos ante Colombia y Ecuador en junio

—¿Qué expectativas tienen ahora en una nueva temporada del Brasileirao de la Serie B?

Los que estamos del año pasado no nos quitamos de la mente que queremos volver a la Serie A porque Cruzeiro nunca pasó por este momento en su historia. Entonces, queremos dejar al club como se lo merece y ese es el pensamiento. Va a ser una Serie B muy difícil porque han descendido equipos fuertes y que seguramente van a querer volver lo más rápido posible. Nosotros nunca hemos pasado por un momento así, Cruzeiro ha sido de los equipos más coperos durante los últimos 10 años de todo Brasil.

—¿Qué experiencias te dejó jugar en países como Ucrania, Alemania, Inglaterra y China?

Son momentos que no te los quita nadie, ya que el jugador los vive intensamente. Supe aprovecharlo al máximo, me fui muy joven a Europa, con 18 años, y a esa edad ya estaba firmando mi primer contrato ahí. Eso te da experiencia y cultura. En esos lugares uno aprende muchas cosas y lo voy viendo hoy con mis 33 años. Soy muy agradecido al fútbol por todas esas culturas que hemos aprendido de los lugares que he jugado.

—¿Te has planteado lograr el ascenso con Cruzeiro esta temporada y luego emigrar nuevamente?

Mi objetivo principal en Cruzeiro es subir al equipo. Ese es lo único que tengo en la cabeza. Después tengo un año más de contrato y espero jugarlo en la Serie A de Brasil.

—Debe ser duro jugar sin público, pero se entiende por el momento complicado que vivimos. ¿Cómo es tu relación con el hincha de Cruzeiro en este escenario?

El hincha de Cruzeiro tiene un respeto muy grande por mi trabajo, lo que me he ganado en la cancha. Se extraña al hincha en los estadios, pero es un momento crítico en todo el mundo y hay que aguantarse un poco más.

—Con un panorama complicado por el Covid-19 en Brasil, ¿cómo te estás cuidando?

Está terrible todo. Sé que es muy difícil pasar por lo que estamos pasando. Espero que esto pase lo más rápido posible, porque el fútbol es algo que alegra a muchos hinchas, pero con esta situación complica todo. No hay alegría. Así que yo espero que todos nos unamos para que esto pueda mejorar en todas partes.

—¿Siempre jugaste de ‘9′ o en inferiores te pusieron en otra posición?

En inferiores me ponían de ’10′. Jugaba detrás del delantero, cerca del área, tenía mucha llegada, pero era muy chico en esa época, pues no tenía claro donde iba a jugar. Toda mi vida aprendí a ser pivote, el delantero que descarga para poder darle una salida de juego al equipo. He trabajado mucho para hacerlo bien en beneficio del equipo.

—Si no hubieras sido futbolista, ¿a qué te hubieras dedicado?

No lo sé, aunque me va muy bien en los negocios. Me veo un buen inversor, emprendedor y empresario. Si no hubiera sido futbolista me hubiera dedicado a ello.

—¿Empresario de qué rubro?

Creo que inmobiliario, bienes raíces, construcción o fútbol. Ahora, soy empresario inversor de bienes raíces. Tengo mi edificio junto con mi hermano. Ya he hecho varias cosas y estoy intentando abrirme paso en ese rubro. Tengo negocios en Bolivia y Brasil.

—¿Te ves como entrenador cuando te retires?

Todavía no sé. Tengo muchas dudas si es ser entrenador, empresario o presidente de algún club, que es lo que me llama mucho la atención. Son cosas que todavía tengo que pensarlo bien.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

Superliga Europea: las claves del fracaso del proyecto de los 12 clubes más poderosos de Europa
Solo dos días después del polémico anuncio de su creación, el proyecto de la Superliga Europea se vino abajo en medio de un rechazo casi unánime por parte de los aficionados y la renuncia de entidades impulsoras del torneo.

TE RECOMENDAMOS LEER: