Redacción DT

El revés y el saque de Alexander Zverev, defensor del título, acabaron con las esperanzas de Rafael Nadal en el debut de ambos en las Finales ATP que se disputan en Londres, al imponerse el germano por primera vez en sus carreras al español, y por 6-2 y 6-4.

El resultado, correspondiente a la primera fase del grupo Andre Agassi, no deja a Nadal fuera de las semifinales, pero sin apenas límite de error para el siguiente partido, que le enfrentará el jueves contra el ruso Daniil Medvedev, que cayó antes contra el griego Stefanos Tsitsipas por 7-6 (5) y 6-4, mientras que los dos ganadores se medirán también en esa jornada.

Curiosamente, los dos jugadores que ganaron este martes habían perdido los cinco anteriores encuentros contra los rivales a los que hoy derrotaron. Zverev y Tistsipas saldaron cuentas al fin.

Germany's Alexander Zverev returns against Spain's Rafael Nadal during their men's singles round-robin match on day two of the ATP World Tour Finals tennis tournament at the O2 Arena in London on November 11, 2019.  / AFP / Adrian DENNIS
Germany's Alexander Zverev returns against Spain's Rafael Nadal during their men's singles round-robin match on day two of the ATP World Tour Finals tennis tournament at the O2 Arena in London on November 11, 2019. / AFP / Adrian DENNIS

El español, que renunció a jugar las semifinales del Masters 1.000 de París, contra el canadiense Denis Shapovalov debido a una distensión del abdominal, no tuvo su noche. Después de seis días de entrenamiento en el O2 se le notó falto de movilidad y con demasiados fallos de derecha.

Para colmo, su saque no funcionó y lo entregó en tres ocasiones, por lo que permaneció siempre a merced del alemán, que por contra estuvo colosal al servicio, con 11 saques directos y jugando con soltura, sin conceder ni una sola ocasión de rotura.

El germano, que solo ha ganado este curso el torneo de Ginebra, y sobre tierra batida, completó su exhibición en una hora y 24 minutos, brillando incluso con su golpe de derecha, tradicionalmente el menos efectivo de su repertorio.

Nadal ha llegado a Londres después de ganar su 19º Grand Slam en el US Open, pero después de renunciar al Masters 1.000 de Shanghai, por un problema en la mano derecha, y abandonar a continuación en París, por el problema en el abdominal. En Londres defiende la posibilidad de acabar la temporada como número uno del mundo, por quinta vez, pero esta derrota le complica ese objetivo, y depende ahora de lo que haga el serbio Novak Djokovic.

Fuente: EFE

Nadal vs. Zverev | Horarios del partido:

15:00 horas - Perú, Ecuador, Colombia, Estados Unidos (Nueva York +1, Washington +1, Florida +1, Nevada -2)

16:00 horas - Venezuela, Bolivia

17:00 horas - Argentina, Uruguay, Brasil, Paraguay, Chile

20:00 horas - Reino Unido

21:00 horas - España, Alemania, Italia, Francia

Alexander Zverev será el rival que calibre el estado de un Rafael Nadal que lleva probándose en Londres durante los últimos días tras pequeña distensión que sufrió en un músculo abdominal en las semifinales de París-Bercy. Aquella lesión trastocó la preparación del español, que ha tenido que ir aumentado gradualmente la intensidad al servicio, hasta alcanzar el objetivo de sacar con normalidad este domingo, en la víspera de su estreno contra el alemán.

Así lo reconoció su entrenador, Carlos Moyá, tras el entrenamiento en una de las pistas exteriores del pabellón O2 londinense. “Creo que ha sido un examen lo de hoy. Ha sido el primer día que ha podido sacar con normalidad”, señaló en la antesala. “Empezamos muy despacio. El viernes un poco más, hemos ido subiendo cada día la intensidad y la carga y la ha aguantado bien”, agregó.

Nadal: “Feliz con mi juego”

La progresión de Nadal en los entrenamientos ha llevado a Moyá a ser optimista y a ver a su pupilo en condiciones de jugar con normalidad este lunes, cuando debute ante Alexander Zverev.

El sorteo fue benévolo con él y le dio un día más de recuperación. Iba justo de tiempo, puesto que desde la lesión sufrida en el calentamiento ante Denis Shapovalov en París solo ha pasado una semana.

Apenas siete días en los que Nadal y su equipo han trabajado contra reloj para tratar de llegar en buenas condiciones físicas al último gran trofeo que falta en el palmarés del balear.

Un ATP World Tour Finals en el que registra solo dos finales y un gran conjunto de retiradas y lesiones, que espera que no se repitan este año.

Con el número uno a final de año como objetivo y con un Novak Djokovic intratable, que necesitó poco más de una hora para solventar su debut ante el italiano Matteo Berrettini, Nadal se medirá por sexta vez en su carrera a Zverev, número siete del mundo y vigente campeón del torneo de Maestros.

“Todos son muy duros”, explicó Moyá sobre un Zverev al que Nadal nunca se ha medido bajo techo. “No hay mucho margen de especular, de coger ritmo en las dos primeras rondas como suele ser habitual, hay que estar a tope desde el principio”, añadió el técnico después de que Nadal se ejercitara junto a Roberto Bautista, primer suplente del torneo.

Ahora queda comprobar si la mejoría de Nadal en los entrenamientos se traslada a la competición oficial y si el español puede volver a desplegar el juego que exhibió en París-Bercy, que solo los problemas físicos pudieron parar.