Redacción DT

La segunda fecha de la Champions League ha finalizado con resultados verdaderamente sorprendentes. La estruendosa victoria del Bayern Múnich, a domicilio, sobre el Tottenham escandalizó al mundo del fútbol.

El primer puesto del Grupo B se resolvió en el enfrentamiento entre el equipo del argentino Mauricio Pochettino y el del croata Niko Kovac. Los bávaros aplastaron 7-2 a los ingleses y en calidad de visitante.

Champions League 2019-20: resultados de la fecha 2

Champions League 2019-20: así van los grupos

El Barcelona, por su lado, logró su primer triunfo en la presente edición de la Champions League, después de remontar el juego contra el Inter a través de un doblete del uruguayo Luis Suárez. En este compromiso, además, se dio el retorno de Leo Messi.

El Liverpool dejó atrás su derrota ante Napoli (2-0) y en su fortín de Anfield, donde acumula veintidós partidos europeos sin perder, doblegó 4-3 al novato Red Bull Salzburgo que plantó cara de inicio a final

El PSG viajó a Estambul, ciudad de mal recuerdo para el conjunto francés. Jugó de nuevo sin el brasileño Neymar, que sigue sancionado, aunque con la primera aparición goleadora de Mauro Icardi.

El Lokomotiv Moscú, sorprendente ganador en Leverkusen, perdió 2-0 ante Atlético de Madrid, que comenzó salvando un punto ante Juventus y ahora viajó a la capital rusa dispuesto a mostrar su jerarquía, en tanto que el conjunto turinés no tuvo problemas para golear 3-0 al Bayer Leverkusen.

La victoria en Stamford Bridge pareció ser un punto de inflexión para el Valencia. Sin embargo, la caída 0-3 en Mestalla ante el Ajax ha hecho cuestionar el rendimiento del grupo liderado por Albert Celades.

El Manchester City de Pep Guardiola, que no cesa en su persecución doméstica sobre el Liverpool, y el Dinamo de Zagreb se jugaron en el Ettihad Stadium el mando del Grupo C después de sus goleadas iniciales. Es un duelo inédito con claro color ‘sky blue’ (2-0).

Sorprendido por el Schalke en la Bundesliga, el Leipzig defiende el primer puesto del Grupo G ante el Olympique Lyon, inmerso en una tremenda crisis de resultados y con su técnico, Sylvinho, en el disparadero.