Tras la eliminación del Barcelona en las semifinales de la Supercopa de España, luego de caer 3-2 ante Atlético de Madrid, todos los reflectores apuntan al técnico español. (Foto: AP)
Tras la eliminación del Barcelona en las semifinales de la Supercopa de España, luego de caer 3-2 ante Atlético de Madrid, todos los reflectores apuntan al técnico español. (Foto: AP)
Kenyi Peña Andrade

Era 7 de mayo del 2019. La línea que dividía en dos partes la mítica cancha de Anfield, también separaba dos situaciones radicalmente distintas que se vivían en simultáneo. Por un lado, la euforia total de los jugadores ‘Reds’ celebrando junto a Jürgen Klopp, de lado del Barcelona se respiraba una atmósfera de velorio. Luego de ganar 3-0 en el Camp Nou, los culés cayeron de forma histórica 4-0 en tierras inglesas, quedando eliminados así en las semifinales de la Champions League 2018-19.

Lionel Messi, acostumbrado a entregar una imagen que siempre transmite parsimonia, en aquella vez decidió arengar a sus compañeros. Y, en conferencia, se dio tiempo para hacer una autocrítica, asegurando que la dolorosa derrota fue culpa exclusivamente de los jugadores. Todos los reflectores apuntaban al técnico Ernesto Valverde, criticándole su capacidad para frenar el vendaval del conjunto inglés en el terreo de juego. Sin embargo, así como hace unos meses en Roma- en donde cayeron también en una remontada increíble-, Lionel había vuelto a blindar al entrenador español.

Pero, tras la sorpresiva eliminación ante el Atlético de Madrid, de este último jueves por de las semifinales de la Supercopa de España, parece que ni siquiera el mismo Messi ni tampoco Luis Suárez pueden salvarlo del durísimo juicio que ha caído sobre él. “La culpa es de los jugadores”, expresó el ‘Pistolero’ tras el encuentro. Pero, horas más tarde, el brasileño Rivaldo, exjugador azulgrana, pegó fuerte: “El Barcelona no puede permitirse seguir perdiendo de manera tan negligente”.

En el vestuario culé se sigue insistiendo que la confianza sobre el ‘Míster’ es infinita pero, con el hincha y el periodismo en contra, al ex-Olympiacos ya no le queda crédito. ¿Pero es justificada esta ola de críticas sobre el entrenador español? ¿Son tan negativos sus números en los tres años que ha estado en el banquillo? A continuación buscaremos encontrarle respuestas a dichas preguntas.

Números más que aceptables

Antes de dirigir al Barcelona, Valverde dirigió al Olympiacos y al Athletic de Bilbao. (Foto: AP)
Antes de dirigir al Barcelona, Valverde dirigió al Olympiacos y al Athletic de Bilbao. (Foto: AP)

Valverde conduce al Barza desde el 2017. En total, en todas las competencias, el entrenador ha dirigido 146 encuentros al equipo de Messi y compañía: logró 99 triunfos, 32 empates y solo 15 derrotas, obteniendo un porcentaje de efectividad de 76,12%. Como se ve, las estadísticas no son tan trágicas, de hecho, son más que aceptables Y, respecto a títulos, pese a que ganó cuatro trofeos locales en tres años, su gran deuda sigue siendo ganar la Champions. No obstante, la crítica parece argumentarse en otros aspectos, en donde Valverde no parece mostrar soluciones. Lo primero son las traumáticas derrotas que ha tenido.

Derrotas que marcan

- Barcelona - Roma 4-1

- Roma - Barcelona 3-0

Cuartos de final 2017-18

La Roma logró algo que es casi imposible hoy en día: remontarle un encuentro al todopoderoso Barcelona. El bosnio Edin Džeko se esforzó en expresar lo que sentía después de que su gol en el minuto seis, el comienzo de aquella historia épica. “No te lo puedes imaginar, quiero decir que fue increíble, una locura. No sé cómo describirlo. Lo hicimos, cuando nadie creía en nosotros”. Lo que parecía un sueño, remontar una eliminatoria tras la derrota por 4-1 en el Camp Nou, se convirtió en realidad gracias al tanto del delantero bosnio, el penal convertido de Daniele de Rossi, y el gol sobre la hora de Kostas Manolas en el minuto 82. Fue el primer momento de gran desazón de la era Valverde.

- Barcelona- Liverpool 3-0

- Liverpool - Barcelona 4-0

Semifinales 2018-19

Liverpool cumplió con la más grandiosa de sus memorables remontadas para acceder a la final de la Champions League, al vencer 4-0 al Barcelona de Messi en Anfield, y lo hizo revirtiendo un déficit de tres goles tras el partido de ida. Divock Origi y Georginio Wijnaldum firmaron sendos dobletes para catapultar al club inglés a su segunda final seguida en la máxima competición europea. Barcelona vivió una pesadilla inolvidable en Anfield.

- Atlético de Madrid- Barcelona 3-2

Semifinales Supercopa de España 2019-20

Los ‘Colchoneros’ lograron clasificarse a la final de la Supercopa de España, tras vencer el jueves por 3-2 al Barcelona en la semifinal disputada en el estadio King Abdullah de la ciudad saudí de Yedá. Koke abrió el marcador para los rojiblancos (46′), pero poco después Leo Messi igualaba (51′) y Antoine Griezmann hacía de cabeza el 2-1 (59′). Cuanto todos pensaban que el partido estaba cerrado (por la superioridad azulgrana mostrada en el campo de juego), aparecieron Álvaro Morata para igualar de penal (81′) y Ángel Correa para marcar el definitivo 3-2 (86′). Otra vez al Barza le remontaban un resultado que parecía estar en el bolsillo.


Deuda en el juego

Pese a que sus números en general no son negativos, a Valverde se le critica por el pobre juego de su equipo. (Foto: AP)
Pese a que sus números en general no son negativos, a Valverde se le critica por el pobre juego de su equipo. (Foto: AP)

El segundo problema al que no ha podido darle la vuelta Valverde es el pobre juego que muestra su equipo. Hoy, más que antes, el conjunto barcelonista depende exclusivamente de Lionel Messi para tentar un triunfo. Hasta los mismos Suárez y Griezmann parecen perder fuego cuando el argentino no está en cancha.

A esto se le suma la nula profundidad que tienen en ataque si es que el ex-Newell’s Old Boys no se atreve a encarar. Se volvió monótona y estéril la posesión del balón que comienza desde los pies de Frenkie de Jong y Sergio Busquets. El Barza se volvió predecible y ganable por cualquier equipo que sepa defenderse y ser eficaz en momentos precisos con contragolpes. Ya se demostró ante el Atlético por la Supercopa de España y frente el Espanyol (2-2) en el clásico de la ciudad.

Por ahora no habría sucesor

En la institución culé no toda la presión se la lleva Valverde. La prensa local no ha parado de disparar dardos contra el presidente Josep Maria Bartomeu. Se le pide ir buscando la forma de resolver el contrato con el técnico y empezar a analizar los currículums de posibles sucesores.

Pero lo real es que por mucho que la directiva azulgrana tenga el deseo de tomar cartas en el asunto -algo bastante discutible- lo más sensato sería mantener al entrenador hasta el final de la temporada. La primera razón es que el entrenador que pueda llegar ahora difícilmente mejorará lo que ya hay. Además, es complicado encontrar a un gran técnico libre a estas alturas. Son pocos los que cuentan el nivel, la experiencia y la personalidad necesaria para llegar y ser capaz de tomar las riendas de un vestuario gobernado por los jugadores. Al menos por ahora, el reemplazante de Valverde es tema pendiente en los escritorios del Barcelona.

No te pierdas

No te pierdas