España ganó 1-0 a República Checa en su debut en Eurocopa 2016

Un gol de cabeza de Gerard Piqué a tres minutos del final permitió a derrotar a la (1-0) en su debut en la Eurocopa y empezar con buen pie su objetivo de un tercer título continental consecutivo, este lunes en Toulouse, ante un equipo bien organizado en defensa, que dejó pocos huecos.

La Roja tuvo muchas ocasiones y el tanto de Piqué, tras un centro al segundo palo de Andrés Iniesta desde la izquierda, hizo justicia a los méritos de la actual campeona de Europa.

El resultado podría haber sido mayor, pero a los jugadores españoles les faltó acierto, debido en parte a las buenas intervenciones del portero Peter Cech.

Los hombres de Vicente del Bosque tuvieron una posesión del 67% con 17 disparos a gol, por solo 7 de su rival.

Cech le robó el protagonismo a su colega David de Gea, elegido por Vicente del Bosque para ocupar la meta, en lugar del gran capitán Iker Casillas, que había iniciado como titular las nueve últimas competiciones oficiales de la Roja, y que ocupó el banquillo en signo de cambio generacional.

Con esta victoria, a la que asistió el Rey Felipe VI en Toulouse, España ocupa el primer puesto del Grupo D, empatado, con Croacia, que ganó el domingo a Turquía (1-0).

La Roja se jugará la clasificación a octavos contra Turquía el sábado en Niza y el 21 de junio frente a Croacia en Burdeos.

El otro protagonista de la selección española fue el canario David Silva, que disputó su partido número 100 con la Roja

El conjunto dirigido por Vicente del Bosque se llevó los tres puntos gracias a un tanto de cabeza del defensor central Gerard Piqué (87).

Con esta victoria, España comparte la punta de la llave junto con Croacia, que la víspera abrió la zona con una victoria 1-0 frente a Turquía en el Parque de los Príncipes de París.

Así jugaron:

España: De Gea; Juanfran, Piqué, Ramos, Alba; Busquets; Silva, Cesc, Iniesta, Nolito; y Morata.

República Checa: Cech; Kaderabek, Sivok, Hubnik, Limbersky; Darida, Plasil, Krejci, Selassie, Rosicky y Necid.

AFP

PREVIA

La selección española inicia este lunes en Toulouse ante la República Checa su andadura en la Eurocopa 2016. El duelo es todo un examen para la Roja que llega con muchas dudas, con una derrota reciente en casa contra Georgia, la 137 del mundo, y como trasfondo el caso del escándalo sexual en el que apareció el nombre de su portero David de Gea.

El partido representa todo un examen para los hombres de Vicente del Bosque en un difícil Grupo D en el que también están Turquía y Croacia.

Además, España llega con la lección aprendida del Mundial de Brasil-2014 en que una falta de concentración le hizo perder los dos primeros partidos y quedó eliminada prematuramente.

Cuando la principal duda que tenía Vicente del Bosque se centraba en la portería, con Iker Casillas, el gran capitán, y David de Gea, estrella ascendente, en lucha por el puesto, un escándalo sexual salpicó al portero del Manchester United, lo que ha dado un elemento más de análisis a Del Bosque.

El técnico debe decidir ahora si el joven guardameta, más en forma que Casillas, está preparado psicológicamente para afrontar el partido, o si prefiere confiar en la experiencia de Casillas.

España quiere empezar con buen pie la defensa de su título, para soñar con una tercera Eurocopa consecutiva.

Del Bosque, más allá de las dudas en la portería, tiene diseñado buena parte del equipo y todo indica que seguirá fiel a un sistema ofensivo, pero se puede encontrar con un equipo checo, pertrechado atrás, tras ver que Georgia sacó el martes pasado una victoria histórica con ese sistema en Madrid (1-0).

"Estamos en una Eurocopa. Cualquier selección puede ganar este torneo, se necesita un poco de suerte en un torneo así de largo. Hay selecciones peligrosas que seguro que no quieren encontrar a España. Debemos pensar en nosotros e ir partido a partido", señaló el que se adivina como delantero titular, Álvaro Morata.

- Contragolpes checos -

República Checa no será un equipo fácil. Campeón de la Eurocopa en 1976 y finalista en 1996, disputa su quinto título continental consecutivo, y dejó fuera en las calificaciones a Holanda.

República Checa es el tipo de rival que no le conviene a España, muy sólido en defensa, con rápidos contragolpes, con dos jugadores insignia, el portero Peter Chech y el centrocampista del Arsenal, Tomas Rosicky.

"No se puede decir que seamos favoritos, pero no queremos volvernos a casa tras la fase de grupos. Creo que somos uno de los equipos que puede dar la sorpresa. El fútbol es maravilloso porque los equipos teóricamente más débiles pueden derrotar a los favoritos", señaló el seleccionador checo, Pavel Vrba.

Pero si los checos están motivados, también lo están los españoles, sobre todo después del mal papel realizado en el Mundial de Brasil-2014, donde dos derrotas en los dos primeros partidos, ante Holanda y Chile, enviaron a casa a la Roja antes de tiempo.

"Estamos con otra mentalidad, con ganas de hacer algo grande, de hacer un gran torneo. Tal vez sea porque no hicimos un buen Mundial y queremos revertir esa situación", afirmó el delantero canario de la selección, Pedro Rodríguez.

"Todos los equipos van a ser difíciles, como demostró Rumanía ante Francia en el primer partido del torneo. Estamos concentrados, con ganas, con buena dinámica, en buena forma, para empezar de la mejor manera posible y hacer un buen partido", añadió Pedro.

España se examinará ante la atenta mirada del rey Felipe VI, que ha anunciado su presencia en el partido de Toulouse.

Alineaciones probables

España: Casillas (De Gea); Juanfran, Ramos, Piqué, Alba; Busquets; Iniesta, Cesc; Silva, Morata, Nolito. DT: Vicente del Bosque.

República Checa: Cech; Kaderabek, Sivok, Suchy, Limbersky; Dockal, Plasil, Rosicky, Darida, Krejci; Necid. DT: Pavel Vrda.

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia).

AFP

LEE TAMBIÉN...