Luisa Ramírez (Alianza) y Cindy Novoa en sus entrenamientos en casa. (Fotos: Instagram)
Luisa Ramírez (Alianza) y Cindy Novoa en sus entrenamientos en casa. (Fotos: Instagram)

"Nosotras nos consideramos futbolistas profesionales, nos portamos como tal y por nada vamos a parar de entrenar". Es la voz de Estefany Espino, jugadora que fue desvinculada de Universitario. La realidad del fútbol femenino parece hoy caminar por las sombras, sin actividad y sin luces de un venidero torneo, están sin un futuro definido.

MIRA: FIFA quiere que las Eliminatorias inicien en septiembre

Cindy Novoa, figura de Universitario, levantó la voz y aseguró que cuando se habla de reactivación del fútbol es consciente que no las están incluyendo. Pese a ello, ellas siguen entrenando.

Los clubes de Lima, salvo Universitario, no han detenido sus actividades. "Cristal sigue activo", nos dice escuetamente Kiara Ortega. "Alianza no está apoyando en todo momento", asegura Xiomara Canales. Así, ellas siguen trabajando, aunque sin muchas luces de lo que vendrá.

LEE TAMBIÉN: Con la vuelta de la Bundesliga, ¿cuál es la realidad de las grandes y pequeñas ligas de Europa?

Según la FPF, estos son los clubes que tienen equipos femeninos: San Martín, Boys, Alianza Universidad de Huánuco, Universitario, UTC, Cantolao, Vallejo, Municipal, Cusco, Binacional, Alianza, Cienciano, Melgar, Sporting Cristal, Ayacucho, aunque para este año el torneo iba a demandar que todos vuelvan a inscribirse.

“No hay equipos desactivados en fútbol femenino”, asegura Roberto Ramos, Presidente de la Comisión Nacional de Fútbol Femenino de la Federación Peruana de Fútbol. “Todos están a la espera de la decisión que se tome a nivel FPF”, menciona. Pero en la FPF todo está paralizado por el momento, aunque en estos días el departamento de desarrollo de fútbol femenino tendrá reuniones en busca de encontrar una salida.

Si bien parece ser el caso, que solo Universitario desvinculó a sus jugadoras, es cierta la realidad en la que viven. "Algunos clubes no les pagan o solo les pagan por partidos", nos dicen desde la Asociación Fútbol para Ellas, quienes siguen la actividad de los cuadros de provincias sobre todo. "La ventaja es que no mantienen sueldos", acepta Ramos. Claro, el fútbol femenino no es profesional, por lo que las chicas tienen que tener otros empleos para poder subsistir.

En Lima los equipos siguen entrenando, y los viernes por las noches se reúnen en un grupo común para entrenar juntas. como nos comenta Luccina Aparicio, periodista y también jugadora de la Universidad César Vallejo. Los clubes se van turnando semana a semana quien dirige esas prácticas. “La FPF aún no se pronuncia pero igual nos estamos preparando”, nos dice Xiomara Canales. Lamentablemente en ese grupo no se encuentran las jugadoras desvinculadas de Universitario. “En lo personal tengo mis rutinas establecidas, mis compañeras también”, nos dice Espino.

Felizmente, Paolo Maldonado les da una mano a las chicas que fueran de Universitario. Cuando alguna de ellas tiene alguna duda o necesita ayuda para sus entrenamientos, recurren a él, aunque claro, todo es de manera personal, sin que el club participe.

PARA SUSCRIPTORES: Cindy Novoa: "Cuando habló de profesionales, entendí que era para hombres”

Cindy Novoa ya adelantó que depende de cada chica si decide dejar Universitario. "De repente se quieren ir porque no sabemos nada de Universitario, no tenemos comunicación", aseguró. Al no tener contrato de trabajo profesional, solo son inscritas en la FPF, ellas pueden tomar esa medida ya que su vínculo laboral fue cortado en abril pasado.

LEE TAMBIÉN: Gregorio Pérez: “Si no puedo seguir trabajando por mi edad, seré consciente”

Lamentablemente todo esto pasó cuando el fútbol femenino venía dando pasos gigantes en su crecimiento. El año pasado se pudo televisar dos clásicos, haciendo notoria la presencia de las futbolistas. Su participación en Lima 2019 también llamó la atención. "Venía de más a más gente. Igual espero que nos sigan apoyando para el futuro de muchas niñas", dice al respecto Xiomara Canales.

Justamente, Xiomara no confirmó el martes que estaba con síntomas del Covid-19. Su madre, que es enfermera, fue la primera en dar positivo y luego Xiomara y Xioczana, gemelas futbolistas, también sintieron los síntomas.

Ellas están recuperándose. Están estables en su casa pero no pueden entrenar desde hace una semana.

MÁS EN DT

VIDEOS RECOMENDADOS