Argentina sumó 32 partidos sin perder de manera consecutiva y se adueñó de la mejor racha en su historia. (Foto: Agencias)
Argentina sumó 32 partidos sin perder de manera consecutiva y se adueñó de la mejor racha en su historia. (Foto: Agencias)
Marco Quilca León

recibe la copa de “La Finalissima”, la sostiene mientras camina hacia sus compañeros sin poder ocultar su sonrisa. La bambolea y cuando está en medio de todos la alza. Un nuevo título en la “Era Scaloni” tras , el segundo en la vitrina al lado de la Copa América 2021. Leo hoy más que nunca se siente capitán y líder, y no deja de ser el mejor con el balón en los pies. Leo es feliz y lo demuestra en cada instante que se pone la albiceleste.

LEE TAMBIÉN | La prehistoria del “Gol del siglo”: Maradona, Wembley, 1980 y el sabio consejo de su hermano

En la catedral del fútbol, Messi volvió a realizar un recital. Como en 2011, con el Barcelona, en la final de la Champions ante el Manchester United. Esta vez, con 34 años encima y un sinfín de títulos, jugó uno de sus mejores partidos. en el primer gol luego de una extraordinaria jugada individual, creó cuatro chances claras, tuvo un 92% de efectividad en sus pases, recibió cinco faltas y es protagonista de fotos virales con italianos rodeándolo o jalándole la camiseta intentando inútilmente quitarle el balón.

“Fue una final hermosa, llena de argentinos. Sabíamos que iba a ser un lindo partido y un lindo escenario para ser campeón”, señaló el ‘10′ que tiene cuatro títulos con su selección: Mundial Sub20, Juegos Olímpicos, Copa América y Finalissima. Las dos últimas conseguidas en dos míticos estadios: Maracaná primero, Wembley segundo.

Estamos para pelearle a cualquiera, cerró el crack del PSG, siendo consciente que esta selección comandada por Lionel Scaloni se acaba de adueñas del récord de más partidos sin perder (32) en la historia de la ‘Albiceleste’, superando a que consiguieron con Alfio Basile entre febrero de 1991 y agosto de 1993.

En Wembley seguramente se vio al mejor Messi en la selección argentina en años. Participativo, ligero, decisivo. Hoy, Leo está más feliz que nunca en la ‘Albiceleste’. Ya no carga con esa mochila pesada de la que se libró tras la Copa América. Y se lo debe también, en buena parte, a Ángel Di María y Lautaro Martínez, los socios que evocan a Diego Maradona y Claudio Paul Caniggia.

MIRA | “Solo se ve lo lindo de jugar en el Chatrier, pero no que estuve años sin ganar un dólar”

La influencia Di María-Martínez

Si el primer y tercer gol de Argentina tuvo como principal protagonista a Lionel Messi (asistió a Lautaro Martínez y luego creó el espacio para Paulo Dybala), el 2-0, el tanto de la tranquilidad, fue de Ángel di María en complicidad con Martínez, dos jugadores que han elevado su nivel en este último tiempo y potencian a Leo.

El ‘9′ del Inter dejó como un juvenil inexperto al central multicampeón en Italia, Leonardo Bonucci, para asistir al ‘Fideo’, quien definió con sutileza ante la salida del portero Donnarumma. Un gol a lo Di María: por encima del arquero. Así como lo hizo en la final de la Copa América 2021.

Di María, el hombre de los goles importantes, el ángel que lloró por perderse aquella final del Mundial 2014 por una lesión y hasta culpó a su entonces club Real Madrid, es de la vieja guardia. De esa antigua generación que perdió tres finales y sufrió los golpes constantes del periodista y los hinchas. De esa generación de la que solo han sobrevivido Nicolás Otamendi y el propio Messi.

LEE TAMBIÉN | ¿Por qué la FIFA invitó a la FPF para presentar su posición sobre el caso Byron Castillo y qué chances tiene Perú de ir directo al Mundial?

Y Lautaro es el ‘9′ que ha dejado de ser promesa para ser realidad. El goleador de la “Era Scaloni” con 20 festejos, cuatro más que Lionel, el máximo artillero en la historia de la ‘Albiceleste’. Con el peso de igualar o pasar lo hecho por el ‘Pipita’ Higuaín o Sergio Agüero -por mencionar a los últimos- Martínez no se esconde. Capaz de aguantar a un central rudo como Bonucci de casi 90 kilos, también sostiene a Leo, su más fiel asistidor.

Messi levantando un nuevo título con Argentina es sinónimo de felicidad en el Río de La Plata. Pero no lo podría hacer sin dos socios que a muchos hacen recordar a aquella dupla de los 90 conformada por Diego Armando Maradona y Claudio Paul Caniggia en Boca Juniors y la selección argentina. No hay “piquitos”, pero sí un lazo que se fortalece con el paso de los partidos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más