La renuncia de a la de fútbol inicia una nueva etapa de cambio en el equipo albiceleste, en cuanto a entrenadores se refiere. Es una nueva interrupción a un proceso, y ya se espera al octavo director técnico del combinado argentino en doce años. 

En ese tiempo, la selección de Argentina llegó a cuatro finales de la Copa América (2004, 2007, 2015 y 2016), una final de la Copa Confederaciones (2005) y una final de una Copa del Mundo (2004). Sin embargo, no ha ganado títulos. 

Otros seleccionados que han sido campeones del mundo también han sufrido interrupciones de procesos y cambio de técnicos, pero no en la medida de Argentina, como se aprecia en la fotogalería que acompaña a esta nota.

Por ejemplo, en el otro lado de la vereda está Alemania, que solo ha tenido 10 técnicos en su historia. Han sido procesos duraderos y en los últimos doce años solo ha contado con dos directores técnicos: Jürgen Klinsmann (2004 a 2006) y Joachim Löw (2006 hasta la actualidad). Justamente en estos últimos años, los alemanes han logrado el subcampeonato de la Eurocopa 2008, la copa del Mundo 2014, y el tercer puesto en los mundiales del 2006 y 2010. 

A nivel sudamericano, Uruguay, campeón del mundo en 1930 y 1950, ha tenido solo dos técnicos en los últimos doce años. En este lapso, logró campeonar en la Copa América 2011 y llegó a semifinales del mundial Sudáfrica 2010.

Como punto aparte, se incluye en la fotogalería a la selección peruana de fútbol, que también ha visto a lo largo de los últimos doce años tener a varios técnicos al frente. También fueron ocho, como Argentina. Pero ninguno ha obtenido el mayor logro deseado: clasificar nuevamente a un mundial.

¿Respetar los procesos asegura siempre resultados exitosos? Saquen ustedes sus propias conclusiones. 

No te pierdas