Redacción EC

Lionel Messi logró exorcizar el maleficio de Chile el jueves, con un penal de zurda que le dio a Argentina un triunfo por 1-0, vital para sus aspiraciones de clasificación al Mundial de Rusia 2018.

El capitán albiceleste ejecutó a los 16 minutos una dudosa infracción sancionada contra su verdugo en las finales de la Copa América 2015 y 2016, esta última con el recuerdo amargo de un penal marrado.

Con este triunfo en el estadio Monumental de Buenos Aires, el seleccionado albiceleste trepó a la tercera posición de las eliminatorias sudamericanas con 22 puntos, por detrás del líder Brasil (30) y Uruguay (23). Chile, que nunca en la historia pudo derrotar de visitante a los argentinos en esta competencia, quedó relegado a la sexta ubicación con 20 unidades y por ahora sin boleto a la próxima Copa del Mundo.

LEE TAMBIÉN...

No te pierdas

No te pierdas