Atlético de Madrid derrotó 1-0 al Bayern Múnich por Champions

El marcó un golazo en el inicio y luego aguantó el asedio constante del para imponerse 1-0 en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, en un encuentro en el que su arquero Jan Oblak fue figura.

El local abrió el marcador a los 10 minutos con un golazo de Saúl, quien superó a tres rivales antes de enganchar y batir al meta rival con un zurdazo esquinado.

El Bayern Múnich casi empata un minuto después, cuando el defensor uruguayo José María Giménez salvó en la línea un cabezazo del chileno Arturo Vidal tras un centro de Douglas Costa.

El partido se hizo de ida y vuelta, con el Bayern Múnich adelantando sus líneas en busca de la igualdad y el Atlético parado con solidez en el fondo para salir de contraataque, un esquema con el que se encuentra muy cómodo. Pero el retroceso en el campo no impidió que el local sufriera en defensa.

A los 25, Douglas Costa estuvo cerca de empatar con un tiro libre que se fue apenas desviado, pero en la otra área Manuel Neuer salvó al Bayern a los 29 al desviar con un pie un débil remate de Antoine Griezmann.

El visitante salió con todo en el segundo tiempo y obligó al Atlético a meterse cada vez más contra su valla. Con el correr de los minutos, el asedio bávaro se redobló.

El Bayern volvió a avisar a los 53, cuando un potente remate de David Alaba desde unos 30 metros dio en el travesaño. Dos minutos después, Oblak salvó al Atlético ante un remate de Javi Martínez y antes de los 60 una gran subida de Alaba por derecha llevó peligro al área "colchonera" una vez más.

Robert Lewandowski tuvo su oportunidad a los 63, pero el remate fue salvado una vez más por Oblak.

El asedio del Bayern no cedió y Oblak tuvo otro manotazo providencial a los 73 para desviar un potente remate de Vidal.

El Atlético de Madrid tuvo la gran oportunidad de cerrar el partido a los 75 con un veloz contraataque que terminó con un remate a "tres dedos" de Fernando Torres que dio en un palo. Koke tomó el rebote pero su disparo fue contenido por Neuer.

Bayern siguió insistiendo hasta el descuento, con una oportunidad desperdiciada por Vidal a los 93, pero no logró doblegar al guardameta del Atlético.

Así jugaron:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Savic, Filipe Luis; Gabi, Augusto, Saúl, Koke; Griezmann y Torres.

Bayern Múnich: Neuer; Lahm, Martínez, Alaba, Bernat; Thiago, Xabi Alonso, Vidal; Costa, Coman y Lewandowski

MINUTO A MINUTO

PREVIA

El iniciará hoy ante  otro gigantesco desafío en la Champions League en el Vicente Calderón, lleno para un choque de estilos contra el cuado brávaro, con una revancha pendiente desde hace 42 años y con la final para el ganador de la eliminatoria, con la vuelta en terreno alemán.

Posición contra posesión. El argentino Diego Simeone contra Pep Guardiola. La firmeza defensiva del Atlético de Madrid contra los infinitos recursos en ataque del Bayern Múnich. 180 minutos, los de mañana en un Vicente Calderón repleto de aficionados y los de dentro de una semana en el Allianz Arena, con un objetivo: la final de Milán.

Un partido enorme de tanta transcendencia en lo deportivo como en lo emocional, en el anhelo de revancha que tiene el Atlético en esta edición del torneo; la que tiene pendiente con el Bayern desde los últimos instantes de la prórroga de la final de 1974 en el estadio Heysel de Bruselas (1-1), perdida luego en el desempate por 4-0.

Y la que tiene con la Copa de Europa, la competición que le falta en su palmarés por dos minutos, el que le apartó del título en la final de 1974 y el que frustró su éxito en el duelo decisivo del torneo hace dos años, el 24 de mayo de 2014 en Lisboa con el Real Madrid, cuando lo tenía ganado hasta que Sergio Ramos empató a uno.

Desde entonces, la Liga de Campeones es la gran ambición del Atlético de Madrid, incluido en dos de las últimas tres campañas entre los cuatro mejores del continente y en unas semifinales que enfrentarán dos formas de entender el camino hacia la victoria; la presión, la seguridad, la eficacia y el contragolpe del Atlético contra la posesión, la colección de estrellas y el juego ofensivo del Bayern Múnich.

Pocos duelos enfocan tanto hacia los entrenadores, Simeone y Guardiola, dos de los mejores técnicos del mundo, y su diferencia de estilos. Son dos equipos preparados hasta el detalle más minúsculo para desarrollar la idea desde el banquillo, desde la que partirán en un partido de ida que pone en juego quizá más de medio billete.

Porque así lo entienden en el Atlético de Madrid y porque la vuelta será el próximo martes en Múnich, con los condicionantes que eso genera en el partido que afrontará como local el conjunto rojiblanco, lanzado por cinco victorias consecutivas y sin gol en contra en 32 de sus 51 encuentros oficiales de este curso, incluidos los cuatro últimos.

La prioridad del Atlético de Madrid es ganar, como ya doblegó al Barcelona en la anterior ronda en el partido de vuelta (2-0). No hay otro resultado en su mente, mejor si es sin ningún gol en contra; una circunstancia que multiplicaría, en ese caso, sus opciones para la visita al Allianz Arena contra un Bayern Múnich de múltiples recursos.

El ataque del conjunto alemán es temible: Thomas Muller, Robert Lewandovski, Franck Ribery, Douglas Costa, Kingsley Coman, Mario Gotze, Arturo Vidal, Xabi Alonso, Thiago Alcántara... Es una nómina de jugadores de medio campo para adelante imponente, mucho más que en su retaguardia, donde aparece como un grupo más vulnerable.

Ahí buscará lastimarlo el Atlético de Madrid, que sólo ha perdido cinco de sus últimos 44 partidos oficiales, con el equipo siempre por encima de las individualidades, pero con un momento actual notable en muchos de sus hombres, en los atacantes Antoine Griezmann o Fernando Torres, en el centrocampista Koke Resurrección, en el lateral Filipe Luis o en el portero esloveno Jan Oblak, todos en el once de mañana.

Enfrente está el Bayern Múnich, que llega al duelo de ida contra el Atlético de Madrid a un paso de asegurarse su cuarta Bundesliga consecutiva -le falta sólo una victoria a falta de tres jornadas- y en medio de una temporada cerca de la perfección en cuanto a resultados.

En todo el curso, Bayern Múnich ha sufrido tres derrotas, dos en la Bundesliga con el Maguncia y el Borussia Mönchengladbach y una en la Liga de Campeones con el Arsenal. También tiene la segunda delantera más goleadora de Alemania, con 75 goles en 31 partidos -uno menos que el Borussia Dortmund- y la mejor defensa con sólo 14 tantos encajados.

En la Copa, el Bayern Múnich está en la final y ahora los partidos con el Atlético representan la posibilidad de superar la asignatura pendiente de la era de Pep Guardiola: llegar a la final de la Liga de Campeones y buscar hacer realidad el sueño del 'triplete'.

El equipo alemán viaja a Madrid con dos bajas seguras, Arjen Robben y Holger Badstuber, ambas ya de larga duración, mientras que el central Jerome Boateng ha vuelto a entrenarse pero es poco probable que Guardiola, tras tres meses de baja por una lesión muscular, se arriesgue a hacerlo reaparecer justo en el duelo de este miércoles.

Por ello, la pareja de centrales más probable es la formada por Javi Martínez y Joshua Kimmich. En los laterales deberán estar el capitán Philipp Lahm por la derecha y David Alaba por la izquierda, aunque el austríaco también podría jugar como central por Kimmich, con lo que se abriría un puesto en el once titular para Juan Bernat.

Por delante de la defensa se espera a Xabi Alonso y, algo más adelantado, al chileno Arturo Vidal.

Los cuatros de adelante serían normalmente Douglas Costa, Thomas Müller, Franck Ribery y Robert Lewandowski.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez o Savic, Lucas, Filipe; Saúl, Gabi, Augusto o Carrasco, Koke; Griezmann y Torres.

Bayern Múnich: Neuer; Lahm, Javi Martínez, Kimmich, Alaba; Xabi Alonso; Vidal; Costa, Müller, Ribery; y Lewandowski.

Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra).

Estadio: Vicente Calderón.

LEE TAMBIÉN...