Atlético de Madrid derrotó 1-0 al Málaga por la Liga BBVA

La irrupción del argentino Ángel Correa como goleador único y decisivo a la hora de juego sacó de un embrollo al , al que sostuvo en la lucha por la Liga con un triunfo sufrido e indispensable contra un buen Málaga, capaz de anular durante casi todo el duelo al conjunto rojiblanco.

Al principio con ocasiones; después con menos llegada; al final con más oportunidades y siempre como un bloque compacto, de suma exigencia y complicación para el equipo madrileño, que respiró con el gol de Correa, vital para su quinto triunfo consecutivo en el campeonato y para mantener la ambición y el ritmo por el título.

Porque el partido fue muy competido, de maduración lenta, sufrida y estresante para el Atlético, frenado y limitado ofensivamente por el orden y la intensidad del Málaga, un equipo que corre como el rojiblanco -ya lo demostró en la primera vuelta en La Rosaleda- y que planteó por momentos un jeroglífico en ataque para los locales.

No encontró el equipo madrileño el duelo que quería casi nunca, esa prioridad en la que insiste su técnico, el argentino Diego Simeone, cada día en cada rueda de prensa, de dirigir el partido hacia donde más le conviene, a manejarlo por control, por presión, por ocasiones, por juego o por fortaleza, pero dominarlo sí o sí.

Le costó porque enfrente tuvo un buen equipo, muy trabajado, dificultoso siempre para el Atlético, que observó el primer tramo con una sensación incómoda, realzada porque el Málaga tiró más y obligó a más paradas al esloveno Jan Oblak en el primer cuarto de hora que muchos de los visitantes más recientes, incluido el Barça.

Ahí se cruzó el guardameta, con una estirada al intencionado disparo del croata Duje Cop, con rosca, despejado a córner por el cancerbero, que después intervino para solventar un centro al área más que inquietante y un cabezazo flojo del brasileño Charles; todo en 25 minutos, incluido un penalti reclamado por Ignacio Camacho.

Antes, sólo algún amago, un centrochut de Koke y una ocasión del Atlético, definida desviada por Antoine Griezmann, una noticia por la milimétrica precisión y la capacidad goleadora del atacante francés. Y después, hasta el descanso, ya no llegó el Málaga, pero tampoco mucho más el equipo rojiblanco, apenas una acción individual del belga Yannick Carrasco repelida por el mexicano Memo Ochoa.

Había nervios en el Atlético, impreciso con la Liga en juego, sin el partido que probablemente había diseñado desde el vestuario, sin tanta pegada como demuestra últimamente y alertado de vez en cuando por el Málaga, como un contragolpe que alteró un balón lanzado desde la banda, aparentemente desde el banquillo local, al que se dirigió el árbitro Mateu Lahoz para expulsar a Simeone rumbo al descanso.

Ya era el final del primer tiempo, el momento de charla en el vestuario, de replantear el partido desde el punto de vista del Atlético, atascado entre la competitividad, la táctica y el rigor de su adversario; un Málaga consistente, pero, además, por momentos impenetrable e indescifrable para los ataques del bloque madrileño.

Agitó el encuentro el Atlético en la reanudación, con dos voleas de Saúl Ñíguez, una jugada individual de Fernando Torres y, de nuevo, otro parón ofensivo, mientras el público abroncaba al árbitro, mientras el argentino Correa entraba al campo, mientras el conjunto rojiblanco seguía enredado y su rival más reafirmado.

Pero la fe y la ambición del Atlético, hoy por hoy, son extraordinarias. También sus recursos, como el primer cambio, el de Correa, que de la nada sacó un latigazo desde la esquina del área a la hora de juego que, ligeramente desviado por un defensa malaguista, rompió el partido y dio la victoria al equipo madrileño, ya rearmado hacia los tres puntos.

No tardó nada, cuatro minutos, en reforzar su medio campo, el argentino Augusto Fernández por Griezmann, tal y como había visto el desarrollo anterior del encuentro, con tres sobresaltos serios más en su área y con otras tantas ocasiones del Atlético, sostenido por Correa y tres puntos imprescindibles en el sprint final por la Liga. 

Fuente: EFE

LEE MÁS SOBRE...

 vs. Málaga FINAL: el equipo del 'Cholo' Simeone ganó 1-0 con anotación de Ángel Correa. Este triunfo permite que se ubiquen parcialmente en la primera casilla del certamen español.

PREVIA

La entra en su recta final. A falta de solo cuatro fechas para conocer al campeón, el  sigue en lucha. Ubicado segundo, la consigna de los dirigidos por Simeone es ganar este sábado (11:15 a.m. hora peruana) al Málaga y así mantener presionando al Barcelona.

El técnico del Atlético de Madrid, Simeone, ha precisado que no podrá contar con Diego Godín en los próximos tres partidos por una lesión en el muslo. Pero que recuperan a José Giménez: "Perdemos jerarquía, pues es un hombre importante dentro del grupo, pero tenemos jugadores que lo hacen bien, tenemos a Giménez, esperamos que Godín se recupere lo más pronto posible y de la mejor manera", dijo Simeone en rueda de prensa previo al duelo ante el Málaga por la fecha 35 de la Liga BBVA.

Reafirmado por su victoria del pasado miércoles en el nuevo San Mamés por 0-1 con gol de Fernando Torres, ahora tendrá enfrente al Málaga, con la permanencia ya asegurada y sin casi opción de entrar en Europa, pero uno de los cuatro únicos equipos que han ganado al Atlético en esta Liga, 1-0 en La Rosaleda el pasado diciembre.

También ha sido el único conjunto que le superó en kilómetros recorridos en un partido de este curso liguero; un aviso para el conjunto rojiblanco, que sólo ha perdido cinco de sus últimos 43 duelos, que ha vencido diecinueve de sus 24 encuentros más recientes en el campeonato y que encadena cuatro triunfos en esta competición.

Desde su derrota por 2-1 con el Sporting, el Atlético de Madrid ha doblegado al Betis (5-1), al Espanyol (1-3), al Granada (3-0) y al Athletic (0-1), además de haber avanzado a las semifinales de la Liga de Campeones en su eliminatoria contra el Barcelona. En todo ese tramo, Griezmann ha marcado cinco goles; Torres, otros cinco.

Los dos son ya la pareja de ataque consolidada en el once tipo del Atlético en el último mes, al igual que lo serán este sábado frente al Málaga, en una alineación en la que no se prevén rotaciones, a pesar de la proximidad en cuatro días del compromiso europeo de semifinales con el Bayern Múnich en el Vicente Calderón.

A ella regresa Gabi Fernández, cumplido su encuentro de sanción contra el Athletic; se mantienen Saúl Ñíguez y Koke Resurrección y existe una duda en el centro del campo, entre el extremo Yannick Carrasco o el medio Augusto Fernández, y otra en el centro de la defensa, con tres opciones para dos puestos: Stefan Savic, Lucas Hernández y el recién recuperado José María Giménez, desde este viernes con el alta médica después de seis encuentros de baja.

Juanfran Torres y Filipe Luis estarán a los lados, mientras que en la portería sigue Jan Oblak, imbatido ya en 21 de las 34 jornadas disputadas de Liga y con un récord a la vista, el de guardameta menos goleado en una temporada del campeonato español, en poder de Paco Liaño, con 18 tantos en contra con el Deportivo de La Coruña en 1993-94. El esloveno, hasta ahora, ha recibido dieciséis.

Enfrente tendrá este sábado al Málaga, que lleva cuatro jornadas sin ganar y cuyo único objetivo en lo que resta de competición es apurar sus remotas opciones europeas si lograra quedar séptimo.

El equipo andaluz ganó por última vez el pasado 19 de marzo como visitante con el Betis por 0-1 y, a partir de ese momento, ha sumado tres empates contra el Espanyol (1-1), el Granada (0-0) y el Rayo Vallecano (1-1) y una derrota ante el Athletic de Bilbao (0-1).

Tres puntos y dos goles a favor en cuatro partidos le han llevado a perder la octava plaza, ahora ocupada por el Valencia, y a olvidar prácticamente la consecución de un billete para Europa, ya que el Sevilla se encuentra a siete puntos y el Celta y el Athletic a doce.

Además, una derrota le podría llevar a caer al decimotercer puesto, al encontrarse a una diferencia de un punto equipos como la Real Sociedad, el Eibar, el Betis y Las Palmas.

El técnico del Málaga, Javi Gracia, convocó a los mismos jugadores que se midieron el pasado miércoles al Rayo Vallecano en La Rosaleda: los guardametas Ochoa y Aarón; los defensas Rosales, Albentosa, Weligton, Ricca y Torres; los centrocampistas Juanpi, Recio, Camacho, 'Chory Castro, Duda, Horta, Atsu y Fornals, y los delanteros Santa Cruz, Cop y Charles.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic o Giménez, Lucas, Filipe; Saúl, Gabi, Koke, Carrasco o Augusto; Griezmann y Torres.

Málaga: Ochoa; Rosales, Albentosa, Weligton, Torres; Juanpi, Recio, Camacho, 'Chory' Castro; Cop y Charles.

Árbitro: Mateu Lahoz (C. Valenciano).

Estadio: Vicente Calderón.

LEE TAMBIÉN...