Ronald Koeman preocupado por el futuro de Lionel Messi en Barcelona. (Foto: Reuters)
Ronald Koeman preocupado por el futuro de Lionel Messi en Barcelona. (Foto: Reuters)
Redacción EC

La reciente presentación de Barcelona en LaLiga Santander (derrota 1-2 ante Celta Vigo) ha dejado una cantidad inmensa de incógnitas en torno a lo que pasará con el equipo. Apenas concluyó el encuentro en el Camp Nou, Ronald Koeman dio la cara, pero evitó profundizar con respecto a su continuidad bajo el mando del plantel profesional, aunque sí expresó el deseo de tener a Lionel Messi en la siguiente campaña.

El argentino marcó el único tanto de los azulgranas en el que pudo ser su última aparición oficial en el estadio de los catalanes. Hasta aquí, el goleador histórico de la institución no se ha pronunciado oficialmente sobre si renovará contrato o se marchará tras concluir el acuerdo firmando hasta mediados del 2021. En ese sentido, el DT holandés se mostró muy preocupado.

“Esperemos que no, porque todavía es el mejor del mundo y también ha demostrado hoy que es imposible jugar sin él. Ha marcado 30 goles en LaLiga y nos ha dado muchos puntos en LaLiga. Es una pregunta para Leo. Por mi parte y del club, esperemos que siga con nosotros. Porque si no está Leo, tenemos duda de quién hará los goles”, explicó Koeman desde la sala de prensa.

Enseguida, el estratega holandés añadió que “no voy a contestar. Ya dije ayer lo que pienso y no lo voy a repetir”, dijo para zanjar lo relacionado con su continuidad. Para entrar en contexto, en la víspera, el conductor de Barcelona anticipó que tiene fuerzas para seguir una temporada más, pero aquello quedará condicionado a la evaluación de la directiva.

Finalmente, Koeman lamentó el desenlace de la campaña liguera, a donde llegó a la penúltima fecha con opciones remotas de campeonar. Tras la derrota de Barcelona y las victorias de los clubes de Madrid, los blaugranas definitivamente salieron de la carrera por el trofeo que conocerá a un dueño en la jornada de la semana entrante.

“El partido es un reflejo de lo que nos ha pasado en muchos partidos, con oportunidades en el primer tiempo. Marcamos el 1-0 y el contrario llega una vez, y nos marca. Y esto mentalmente cuesta mucho. La segunda parte no fue tan buena. Cuando no tienes suerte o calidad para marcar el 2-1, esto pasa”, sentenció.