Boca Juniors, que tuvo el retorno de al club tras más de una década, derrotó hoy en su estadio por 2-1 a Quilmes y se mantuvo en el liderazgo del torneo argentino de fútbol al disputarse en forma parcial la decimoséptima fecha.

Tevez cumplió una buena actuación aunque los goles "xeneizes" fueron anotados por sus compañeros de ataque: el juvenil Sebastián Palacios ('26) y Jonathan Calleri ('52), tras una rabona de derecha por sobre el arquero Walter Benítez.

"Que de la mano de Carlos Tevez todos la vuelta vamos a dar", corearon los simpatizantes de Boca apenas el número 10 pisó el césped de la Bombonera, que lució colmada para ver su vuelta.

A los 40 segundos, Tevez hizo su primer lujo y pareció que iba a ser su tarde, pero luego cayó en el bajo de nivel de juego que mostró todo el equipo en la primera parte de la etapa inicial. 

Boca recién despertó a los 26 minutos, cuando Pablo Pérez asistió a Palacios y éste, tras un rebote en el arquero, tocó al gol casi en la línea del arco.

A los 50, Tevez remató fuerte y conmovió el travesaño. Resignado con la suerte de su tiro, pareció mirar hacia la bandera que para él colgó en su palco Diego Maradona: "Gracias por resignar plata por amor a la camiseta".

La Bombonera, expectante por un gol de Tevez, observó sin embargo con asombro el segundo gol del equipo, el marcado por Calleri. El delantero buscó al "Apache" dentro del área pero cuando la pelota volvió a sus pies la conectó de rabona al ángulo. "Fue un recurso que se dio en el momento y que sirvió para ganar", dijo Calleri.

Quilmes, que por momentos controló el poder ofensivo de Boca, pudo descontar seis minutos después con un cabezazo del atacante Alexis Canelo en la puerta del arco.

El conjunto boquense llegó así a 37 puntos, uno más que su escolta San Lorenzo, que este viernes se había impuesto 3-0 a Arsenal.

En la próxima fecha Boca visitará a Belgrano de Córdoba, que suma 33 unidades tras el triunfo 2-1 que también el viernes logró en su visita a Banfield.

Fuente: DPA

LEE TAMBIÉN

No te pierdas

No te pierdas