Redacción EC

venció hoy 1-0 a San Lorenzo de Almagro como visitante y se consagró campeón de la Recopa Sudamericana de fútbol al imponerse en el resultado global, ya que en la final de ida también había ganado por el mismo resultado.

El gol fue del uruguayo Carlos Sánchez (67'), que tuvo un buen partido. El arquero "millonario" Marcelo Barovero tuvo varias intervenciones clave y fue fundamental para el triunfo.

"Viene muy bien para arrancar el año. Siempre es bueno ganar y ahora tenemos que tomarlo con tranquilidad. Esto nos da respiro para lo que viene", dijo Barovero, mientras sus compañeros se abrazaban a pocos metros para festejar y con cantos dedicaban el título a Boca Juniors, su eterno rival.

De esta manera, River Plate se quedó con el primer título de la temporada, dos días antes de que inicie el torneo argentino, en el que ambos prometen ser protagonistas. Ninguno de los dos finalistas había conquistado hasta hoy la Recopa Sudamericana, título que ahora se incorpora a la rica historia del ganador.

San Lorenzo, ganador de la Copa Libertadores, tuvo un comienzo accidentado. El mediocampista Franco Mussis, uno de los refuerzos para esta temporada, sufrió un esguince en su tobillo izquierdo y fue reemplazado por Facundo Quignón a los 15 minutos. La lesión se produjo cuando se le trabó el botín en el césped cuando peleaba por la pelota contra el delantero uruguayo Rodrigo Mora.

A River Plate le bastaba con empatar para asegurarse un nuevo título internacional. De todos modos, tal como anticiparon sus jugadores en la previa, salió a atacar y fue dominador de la pelota desde el principio.

El cierre del primer tiempo fue accidentado, ya que uno de los árbitros asistentes recibió un proyectil en la cabeza y el partido fue detenido. Las autoridades comprobaron que el juez no tenía ninguna herida sangrante y unos minutos después se reanudó el juego.

El segundo tiempo tuvo el mismo semblante, con River monopolizando la pelota en campo rival. Mientras, el local apostó a encontrar espacios para el contraataque. A los 67' llegó el gol de River, que empezó en los pies de Gonzalo Martínez, que poco antes había ingresado desde el banco de suplentes. La jugada la terminó definiendo Sánchez y se metió en el arco tras rebotar en un defensor rival.

A diez minutos del final el "millonario" se quedó con uno menos por la expulsión de Ramiro Funes Mori por una fuerte infracción. Sin embargo, siguió atacando y Martínez casi convierte el segundo, con un disparo cruzado desde la puerta del área que fue bien contenido por Torrico.

(Fuente: DPA)