Sergio Ramos fue la gran figura del Real Madrid en la final de la Champions League 2014 ante Atlético de Madrid. (Foto: EFE)
Sergio Ramos fue la gran figura del Real Madrid en la final de la Champions League 2014 ante Atlético de Madrid. (Foto: EFE)
Redacción DT

En medio del parón futbolístico por la propagación del coronavirus en el mundo, el Real Madrid aprovechó el tiempo libre para traer al recuerdo la vez que conquistó la tan ansiada ‘Décima’ ante el Atlético de Madrid, en la final de la Champions League 2014.

Aquella vez los ‘merengues’ caían por la mínima ante el Atlético, cuando de pronto, en la última jugada del partido, Sergio Ramos anotó el 1-1 parcial del Real Madrid que obligó a llevar el encuentro al tiempo extra, donde los suyos finalmente se impondrían por 4-1, quedándose así con el título.

Por ello, por medio de sus redes sociales, el Real Madrid quiso rememorar ese momento ‘rescatando’ un diálogo con su capitán y gran estrella de ese encuentro: Sergio Ramos. En un corto video de apenas 5 minutos, el defensor español contó su experiencia tras su gol en la final de Lisboa, así como otras anécdotas que valen la pena mencionar.

“Cambió la historia de nuestro club, porque hacía muchísimo tiempo que no se ganaba la Champions y, además, cuando prácticamente estaba todo perdido”, empezó diciendo Sergio Ramos, que además desveló una charla íntima con su madre, a quien le dijo que “podía morir tranquilo” tras lo logrado.

“Después de ese momento le dije a mi madre que me podía morir tranquilo pasase lo que pasase. Y sí, creo que es mi mejor gol, el gol de mi carrera, por todo lo que representa no sólo para mí, personalmente, sino para el mundo del fútbol y para nuestro club”, expresó el andaluz, feliz.

Por otro lado y continuando con la entrevista, Sergio Ramos se tomó el tiempo de tratar de explicar la jugada de gol que le dio vida al Real Madrid cuando todo parecía perdido: “Soy una persona muy optimista, que hasta el último segundo que exista esa posibilidad siempre piensa que es posible. Soñaba con ese balón perfecto, que llegase para poder rematarlo y que acabase dentro".

"Dicho y hecho: un gran balón de mi hermano Modric, que lo hace volar y fue donde tenía que ir. No rematé con la cabeza, rematé con el alma”, sentenció el central internacional español, mientras también recordaba las palabras que Iker Casillas le dedicaba: “Hermano, eres el puto amo, te quiero”, le dijo.

MÁS EN DT

TE PUEDE INTERESAR