Redacción DT

, bicampeón de América, entregó su corona en una noche oscura ante Perú, se quedó sin su ansiada tercera final consecutiva de y vuelve a encontrarse con Argentina, aunque por el tercer lugar del certamen.

Chile pensó que la discreta campaña de Perú en la primera fase, en la que sufrió la humillación de Brasil con un 5-0, iba a continuar. Pero se olvidó del 0-0 que la bicolor a puro carácter le arrancó a Uruguay en los cuartos para luego vencerlos 5-4 en los penales.



Pecado mayúsculo para una selección que comenzaba a parecerse a La Roja bicampeona de Sampaoli y Pizzi, y que hacía pensar en una final mano a mano con el combinado de Tite.

Perú superó a Chile con fútbol, personalidad y humildad. Corrió todo lo que no había corrido en la Copa. Se defendió gallardamente y cuando atacó lo hizo en 'modo furia' para golpear y poner en nocaut a su histórico archirrival.

A La Roja le queda el consuelo de pelear por el tercer lugar, un partido que poco le interesa a los futbolistas, y que el 'Rey Arturo' tuvo la valentía de decirlo sin ruborizarse.

El asunto es que del otro lado del campo, en la Arena Corinthians en Sao Paulo, estará Messi y Argentina, su víctima en las finales en las que gritó campeón.

Reinaldo Rueda, seleccionador del conjunto sureño, señaló en la antesala que Arturo Vidal no se entrenó con normalidad por un esguince de tobillo, pero el volante llegaría al duelo.

Chile formaría ante Argentina con Gabriel Arias; Mauricio Isla, Gary Medel, Guillermo Maripán, Jean Beausejour; Erick Pulgar, Arturo Vidal, Charles Aránguiz; José Pedro Fuenzalida, Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. 

Fuente: AFP

No te pierdas

No te pierdas