Fabricio Sierra es el actual entrenador del equipo de reserva de Deportivo Municipal. Peleó el Apertura (obtuvo el tercer lugar) y marcha como único líder en el Clausura. Acaba de regresar de Alemania, donde realizó un curso para entrenadores en la federación de ese país. En esta ocasión accedió a realizar un análisis sobre la , rival de Perú en el inicio de las Eliminatorias.

“Podés elegir correr solo o trabajar en equipo y llegar lejos”.

Con esta frase puedo definir rápidamente lo que ha conseguido Pekerman en Colombia: un equipo solidario, con poca distancia entre defensor y atacante, compacto para jugar, permitiéndole tener mejor posesión del balón. Esta última es una característica general de los equipos colombianos, pero Pekerman ha logrado el equilibrio entre orden y talento, entre la imaginación, la improvisación  y la alegría con la que viven el fútbol con el sentido táctico necesario para manejarse al más alto nivel.

1. ¿Qué esquema utiliza?

En el último amistoso ante Perú, la selección Colombia cambió respecto a la Copa América. Pasó se utilizar el esquema base 1-4-2-3-1 o el clásico 1-4-4-2 para utilizar el 1-4-3-1-2, que intuyo será el que ponga mañana en Barranquilla. Con este último, para su montaje defensivo. 

2. ¿Cómo presiona?

Colombia presiona en tres cuartos de cancha. No es una presión alta ni intensa, sino en bloque. Es decir, se mueve de acuerdo al rival. De acuerdo al trayecto del balón. Al estar en bloque, porque se trata de un equipo compacto, recupera la pelota rápido.

3. ¿Cómo ataca?

En ofensiva, definitivamente, ellos van a jugar 1-3-4-3, que es una variación táctica que le permite tener mayor volumen ofensivo. Este sistema le permite explotar el juego por las bandas. Y lo hace de la siguiente manera cuando tiene la pelota en su poder: Sánchez, el volante central, retrocede para meterse entre los centrales (Zapata y Murillo), lo que permite subir a los laterales para darle amplitud al equipo. La trepada de estos es clave en el equipo de Pekerman, que puede utilizar una variante en ofensiva para pasar a jugar 1-3-4-1-2. Es un equipo profundo. No es una típica selección Colombia que juega de un lado a otro. Es mucho más vertical cuando recupera la pelota.

Otro apunte: cortar los circuitos automáticos de Colombia. Lo van a poder notar, por ejemplo, cuando Teo sale a buscar el balón entre líneas. Inmediatamente, Bacca se perfila para marcar el pase a la espalda de los centrales.

4. ¿Cuál es la clave de Colombia?

En mi opinión, el hombre clave es Sánchez. Es un volante de equilibrio que realiza tareas defensivas en recuperación y relevos a los volantes externos. Además, es la salida del equipo cafetero, porque se mete en los centrales exclusivamente para salir jugando desde atrás con pelota dominada. Su retroceso permite la subida de los laterales, con lo cual genera que haya mucho más espacio para que Cardona se recoja y reciba con más espacio en el medio. Sánchez es clave. A él tenemos que eliminar. La salida de Colombia no tiene que ser a través de él. Taparlo es clave por dos cosas: A) Si aíslas a Cardona tapando a Sánchez, obligas a que la pelota sea dividida. B) Si tapas a Sánchez, Colombia saldrá con otro jugador, que evidentemente no es igual.

5. ¿Cómo hacerle daño?

En Barranquilla la sensación térmica a la hora del partido será de 42, factor que afectará de igual manera a ambos equipos. Sin embargo, Colombia, como en la anterior Eliminatoria, tratará de tener mucha posesión de balón para que el rival Perú ocupe su tiempo en correr detrás del balón y se desgaste con el paso del tiempo. No sé si Perú pueda hacer una presión alta, tratando de que Colombia tire la pelota larga. A un equipo que sabes que su fortaleza es la posesión de balón, tienes que obligarlo a que divida el balón salteando las líneas, partiéndolas.

Si logramos recuperar la pelota en ataque, vamos a encontrar espacio porque ellos van a dejarlo. Cuando atacas con mucho volumen, necesitas de buenos recorridos para achicar espacios y no quedar mal parado. Tener un plan post pérdida del balón que prospere. Nuestro juego tiene que ser muy de contragolpe en esas situaciones en que Colombia ataque. Y, cuando recuperemos, la transición defensa-ataque no debe ser con mucha posesión, sino rápida, vertical. Creo que es una manera de hacerle daño a un equipo que puede desatender obligaciones defensivas cuando ataca.

LEE TAMBIÉN: