El fútbol es un deporte que posee un edad limitada. A partir de los 30 años es notorio un descenso en el nivel de juego para algunos, aunque otros deslumbran por su experiencia adquirida. Eso sí, en la mayoría de casos, el físico suele jugar una mala pasada. El reciente regreso de Arjen Robben luego de confirmar su retiro del fútbol hace un año, remonta a otros nombres que hicieron algo similar.

MIRA: El Pizarro que conquistó Europa

Si hablamos de identidad, Romario, ícono de la selección de Brasil, anunció su retiro en 2008; sin embargo, su exilio de las canchas llegó a un abrupto final en 2009, cuando volvió para firmar con el América FC, equipo con sede en Rio de Janeiro, el club del cual su fallecido padre era furibundo seguidor.

El caso de Johan Cruyff fue por una necesidad, debido a que el holandés tenía deudas pendientes por subsanar y Los Angeles Aztecs de la North American Soccer le ofrecieron un ostentoso contrato que le permitió aliviar aquel problema.

MIRA: Farfán convirtió en su regreso a las canchas tras más de un año

También hay los que regresar solo para cumplir una meta. Jens Lehman, arquero alemán de Arsenal, tenía 199 partidos en Premier League se retiró en 2011 y volvió dos años después para jugar su partido 200 con los ‘gunners'.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER